FANFICS K-POP Y TU
Bienvenidos al Foro Fanfics kpop y tu~
Disfruta de tu estadia con los mejores Fics, juegos...etc

♡ Para comentar debes estar registrado.
♡ Antes de publicar lee las reglas.
♡ Respetar las reglas.
♡ Si eres ANTI mejor no entres.
♡ Sin mas solo diviertete y bienvenidos ^^

ADMINS. ∞


aqui puedes escribir el fanfic que tu quieras, tu sueño de estar con tu oppa puede hacerse realidad ^^
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarMiembrosRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Hora en Corea♥~
Últimos temas
» CHASING THE DOG~♥
Lun Jul 06, 2015 4:35 pm por PauLoveSuju

» MAKING A DREAM<3
Jue Mar 12, 2015 3:19 pm por Aniitta_DBSK

» All happened in Christmas ~
Mar Feb 03, 2015 4:51 pm por pautupiem

» ---PÓSTER---
Jue Jul 31, 2014 7:48 pm por Aniitta_DBSK

» Far away ~~
Mar Jul 29, 2014 5:53 am por Bella-Joong5

» Nuevo MV de teen top
Sáb Abr 26, 2014 12:56 pm por dragoncitaleeminhoza

» ¡Hola, soy nueva! ^^
Mar Abr 15, 2014 12:12 am por mariamajo99

» El amor de mi vida [One shot]
Miér Ene 29, 2014 6:07 pm por PauLoveSuju

» WELCOME TO EXOPLANET
Vie Ene 24, 2014 2:10 pm por Kim_MiHee

» Fanfics Srita. 730 [Tu y el osea dbsk]
Dom Ene 05, 2014 7:40 pm por Jung Anssu

Diciembre 2016
LunMarMiérJueVieSábDom
   1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031 
CalendarioCalendario
Miembros que empiezan más temas
Admin Momo-chan
 
naiieUnnie
 
Addictforyou
 
rakelitha*
 
saraha91
 
LucySakura
 
Jung Anssu
 
Ojitos de Mounstro
 
miho_00
 
Shu
 
Los posteadores más activos de la semana
¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

La mayor cantidad de usuarios en línea fue 26 el Dom Nov 25, 2012 11:13 am.
Canales
Temas más activos
Fanfics Srita. 730 [Tu y el osea dbsk]
fic de infinite aun sin nombre ~
"La manzana"
My dream is coming true :3
MAKING A DREAM<3
fanfic shinee : NO ME QUIERO ENAMORAR!!!
Lazos! (DBSK Y TU!! ^^)
Vainilla love
Far away ~~
La Rocola(:

Comparte | 
 

 El experimento~

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
LucySakura
Admin
Admin


Mensajes : 114
Fecha de inscripción : 17/01/2012
Edad : 20

MensajeTema: El experimento~   Vie Ene 27, 2012 7:49 pm

Nombre del fic: El experimento

Autora: LucySakura

Genero: Terror/Romance

Capitulos: 5

Advertencia: Es terror... ¿eso es una advertencia?

Personajes: SHINee

Primer Capitulo

Una chica joven de unos diecisiete años y una mujer adulta subían a avión. Habían estado de vacacione en China, y, ahora volvían de nuevo a Corea.
La chica joven parecía aburrida, portaba a la espalda una mochila de color naranja. Escuchaba música con unos auriculares y tenía el MP3 en el bolsillo.

-Hija-Le llamó su madre; ella no se enteró-¡Hija!

La chica miró a su madre, confusa. ¿Qué quería ahora? Llevaba dos horas hablando con ella de cómo habían pasado las vacaciones, pero ella ya lo sabía, lo había vivido. Por ello se había puesto música para no tener que escucharla durante el viaje.

Se quitó uno de los auriculares y miró a su madre.

-¿Qué pasa?- Preguntó

-La azafata dice que debes dejar la mochila a su cargo-Explicó la madre-Dásela.

La chica se echó para atrás, esquivando las manos de su madre, que iba a coger la mochila.

-Esta mochila solo la toca su propietaria-Dijo la joven, seria-Y subiré a ese avión con ella, sino me quedo en China.

-Hija-Le reprochó la madre -No podemos discutir sobre eso ahora. La gente está esperando. Dame esa mochila-

La chica volvió a negar con la cabeza.

-No se preocupe, señora - Dijo entonces la azafata -No hace falta que me la entregue. Con que me deje ver…-

-Solo llevo libros- Contestó enfadada ya por la situación- ¿Puedo subir? ¿O tendré que poner una queja por la falta de confianza que nos tienen los trabajadores?- Le dijo seriamente.

La madre se quedó con los ojos abiertos. La azafata agacho la cabeza e indico a las dos personas que entraran, que no hacía falta que le enseñara nada.

Cuando ya estaban sentadas en el avión que era de primera clase. La madre intentó coger la mochila, pero, de nuevo la niña no dejo que nadie tocara lo que era suyo.

-¿Se puede saber lo que tienes ahí?- Indagó su madre, confusa -Llevas casi una semana con eso y no te despegas. Me estoy empezando a asustar-
La chica se encogió de hombros.

-Me dé igual lo que pienses que hay en la mochila- Contestó ella, poniéndose de nuevo los auriculares -Pero no es nada de drogas, eso te lo aseguro-

-Lucy, Lucy…- Murmuró su madre, cerrando los ojos -¿Qué te ha pasado en China?-

La joven no dijo nada, pero en sus labios se mostró una sonrisa siniestra.

Se quedó escuchando música un buen rato. No le apetecía hablar con su madre y contarle lo que pasaba por su cabeza, era un secreto que debía guardar y hacer en Corea.

Sí, la verdad era que estaba muy emocionada por lo que había conseguido hacer en China. A veces se preguntaba por qué aquel hombre la había enseñado ese experimento a ella. De todos modos no le importaba, se lo había enseñado y ya está. Y lo mejor era, que su madre no tenía ni idea sobre eso.

Se acomodó un poco. Y esperando a que su madre se durmiera, sacó de su mochila naranja una foto. Una simple foto que importaba mucho para ella, y que, sería algo que mucha gente querría saber en un futuro, en un futuro muy cercano…
*********************************************************************************

Se levantó cuando el despertador sonó a las siete de la mañana. Era el primer día de clase, y como tal todos los alumnos llegaban antes. Y no era de entender, ya que era el final del verano y el final de las vacaciones. Tendría que ser el día en que todos los adolescentes faltan a clase. ¿Cómo sería la cara del profesor al no ver a nadie?

Minho dejó de pensar en eso, ya que tenía prisa y había quedado con sus dos amigos a las ocho menos cuarto al lado de la cafetería de la madre de otros de sus amigos.

-¡Minho!- Gritó una voz, la de su hermana pequeña -¿Cuánto tiempo vas a dormir? Tenemos que ir a clase, ¿Puedo entrar?-

-¡No!- Se apresuró a decir -¡No entres Ayame!

La chica bufó y se fue escaleras abajó. Minho se levantó de la cama y se vistió con lo primero que pudo ver. Acto seguido fue al baño y se miró a la cara. Tremendas orejas tenía. Por todo eso, él tenía solo dieciocho años y no era muy interesante. Su hermana Ayame, era una pesada y siempre le estaba molestando, y claro, como él era el mayor siempre tenía la culpa.

Salió de la habitación y fue escaleras abajo, al igual que su hermana. Pero tuvo tan mala suerte que tropezó y cayó, pero tuvo tiempo de sujetarse en la pared para no estamparse contra el suelo.

Su casa era grande. Tenía dos pisos, subiendo las escaleras había tres habitaciones. La de sus padres, la de su hermana y la suya propia. Luego, arriba también había un baño para no tener que bajar hasta abajo si a alguien le entraba la urgencia por la noche.

Bajando las escaleras estaba la entrada de salida. A la derecha de la salida estaba la cocina y a la izquierda el salón. El salón era lo más gran de la casa. Con dos sofás de color negro, una alfombra en la mitad y una mesa de cristal. Además de una tele de plasma y dos escritores donde había dos ordenadores.

Su hermana ya estaba desayunando un tazón con cereales de chocolate. Ni siquiera levantó la cabeza cuando sintió que su hermano acababa de llegar al salón.

Su hermana era dos años más pequeña que él. Pero también más atrevida. Tenía el pelo rubio largo, que le caía por los hombros y unos ojos verdes, cosa que los heredó de su Madre que nació en Estados Unidos.

Como había supuesto Minho, sus padres ya se habían ido a trabajar hace rato, así, que como todas las mañanas que había colegio, les tocaba desayunar a solas con su hermana.

Se cogió un batido de chocolate, ya que no tenía mucha hambre y tenía el estómago revuelto. Tenía una sensación extraña siempre que empezaba el instituto. Y claro, era su primer día en 2 de Bachillerato.

Sí, exacto había repetido un curso, pero había remontado, ¡Es lo que contaba!

-¿Has quedado con alguien?- Preguntó Minho, sentándose en la silla.

-Sí- Contestó su hermana, dejando el plato a un lado -He quedo con Renée-
Minho casi se atraganta con el batido.

-¡Con Renée!- Repitió Minho, sorprendido -¿Cómo se te ocurre quedar con ella? ¡Me odia!-

-No es mi culpa que rompieras con ella- Dijo su hermana, pasando del tema
-Además, ha madurado, seguro que ahora no te tiene ningún rencor-

-“Si, seguro”- Pensó Minho.

Se alistaron un poco más. Los dos estaban un poco nerviosos por el primer día de instituto. Ambos sabían que hoy era el día en que se hablaba con los amigos y pasabas el rato tranquilamente. Los profesores, algunos se presentaban y decían que iban a dar. Cosa que aburría bastante, y luego había otros que eran bastante rectos y el primer día ya te estaban mandando deberes.

Minho se puso una mochila azul a la espalda y se despidió de su hermana. Quería irse cuanto antes para no tener que encontrar con Renée, pero no tuvo suerte… Cuando abrió la puerta, la chica estaba a punto de tocar el timbre, y se llevó una gran sorpresa a volver al ver al hermano de su mejor amiga.

Minho se le quedó mirado un buen rato. Renée había crecido, incluso en estatura, pero para Minho seguía siendo la misma de antes.

Ahora llevaba el pelo marrón corto, le llegabas hasta el cuello. Cosa que le extraño, ya que a ella siempre le había gustado el pelo bien largo, bueno la gente cambia de manías. Y tenía unos ojos verdes muy claritos que no paraban de observar al muchacho con interés.

-Renée…- Murmuró Minho, haciéndose a un lado -Ayame está a punto de salir si quieres espera a dentro-

La chica asintió y entró, pero cuando Minho estaba a punto de renovar su marcha hacia la cafetería donde había quedado con sus amigos, la mano de la muchacha se posó en su hombro.

-Qué te vaya bien en el día- Dijo, mostrando una sonrisa traviesa.

-¿Qué tramas ahora?- Preguntó Minho serio.

No le dio tiempo a que ella contestara ya que su hermana acababa de llegar y saludaba a su amiga como si nunca la hubiera visto. Minho, cansando de estar ahí presente, se volvió hacia la carretera y empezó a caminar.

Había muchas cosas que le habían sorprendido esa mañana. Una de ellas es que casi se mata contra el suelo, y entonces recibe la noticia de que su hermana se ha vuelto la mejor amiga de su ex, Renée.

Era algo que le extrañaba y no comprendía. Hacia como un año y medio que había dejado a esa chica. No fue por nada que hubiera pasado de repente. Pero no la amaba y no quería hacerle daño. Fue lo peor del mundo, ya que Renée empezó a hacerle daño, insultando a todos sus amigos y no dejándolo en paz desde aquel día.

Ahora, se había hecho la mejor amida de su hermana pequeña. ¿Para qué? Era una pregunta que no tenía respuesta. A lo mejor era para hacerle daño, o hacerla daño a su hermana. En todo caso no podía dejar que las cosas se quedaran así. Hablaría con Renée para ver que intenciones tenía este año de escuela.

Minho llegó antes de tiempo a la cafetería. Pero su amigo Key ya le esperaba dentro. Claro, la cafetería era de su madre y por ello siempre bajaba antes de tiempo para desayunar las deliciosas tartas que su madre hacía.

-Hola Minho- Saludo Key, saliendo de la cafetería -Es raro, pero siempre llega primero Onew.

-Tenía que huir- Murmuró Minho, poniendo cara de horror.
Minho le contó el problema que tenía. Su amigo, como normalmente hacía, se puso a reír. Su amigo era así muy chistoso, todo se lo tomaba a broma y para él no había problemas, esa palabra no existía.

Tenía la misma edad que Minho, parecía que los adolescentes de ahora suspendían algún que otro curso. Pero era una buena noticia, ya que así irían todos juntos a la misma clase.

-¡Chicos!- Gritó alguien jadeando, que acababa de llegar -Lo siento, me entretuve un poco, y…-

-No nos cuentes tu vida, Onew- Cortó Key, rodando los ojos -¡Ya es tarde! Tenemos que irnos ya-

A ninguno de los otros dos le dio tiempo a decir algo ya que Key salió corriendo como una bala.

-¡Muchachos!- La Omma de Key salió de la cafetería –¡Esperen!-

Minho y Onew se pararon, pero la voz de la Omma de Key él ni siquiera lo escuchó.

La Omma caminó hacia ellos y les entregó la mochila de Key. Los dos chicos abrieron los ojos, ¡Cómo era capaz de olvidarse de eso! Los dos chicos se despidieron de la Omma de Key y salieron corriendo a entregárselos ya que éste ya se había ido bastante lejos.

Onew era algo lento para correr, ya que se había quedado de último, mientras que Key ya había llegado y Minho, que llevaba la mochila estaba a punto de llegar al instituto.

El instituto era bastante grande. En cuanto entrabas había un extenso jardín con bancos para que los alumnos se sentaran y se tranquilizaran un poco en los ratos libres. Luego en mitad del jardín había una fuente, que de vez en cuando algunos se tiraban adentro y los maestros se enfadaban.

Luego, yendo hacia la izquierda del jardín, un poco más adelante se encontraba el patio. Que era como una cancha de baloncesto y fútbol, mitad y mitad. Y si ibas del patio ibas directamente al edificio de secretaria. Donde se daba religión o se veía alguna película. Y donde estaban algunos maestros. Si salías del edificio de secretaria e ibas hacia adelante y a la derecha, estabas ya en el otro edificio, que era el de los alumnos. Y no había más secretos de ese instituto.

-¡Key!- Llamó Minho -¡Tú mochila!

El muchacho se paró enseguida, ya que iba directo a secretaría a pedir unos papeles. Con una sonrisa se paró delante de Minho.

-Je, je -Murmuró Key, cogiendo la mochila -Suele pasar los primeros días…-

-¿Primeros días?- Preguntó, sorprendido -¿Te vas a olvidar los primeros días de la mochila? ¡Estás loco!-

Key sonrió y corrió hacia secretaria. Minho bufó y se apresuró a ir con Onew, que este acababa de llegar al instituto e iba a beber algo de agua en la fuente.

Ambos fueron a su clase, que ahora les tocaba subir más escaleras que antes. Vieron a antiguos alumnos y otros que ya habían pasado a la universidad. Onew se había ido a hablar con uno de los profesores. Y Minho aprovechó para comenzar a conocer un poco a los nuevos alumnos.

Aunque cuando iba al baño alguien le pegó un manotazo en la espalda. Minho se giró enfadado, pero al ver quien era se le dibujo una sonrisa.

Era su antiguo amigo Jonghyun que hacía bastante tiempo que no lo veía. Según sabía, este verano se había ido con su padre a Estados Unidos y por ello no habían podido conversar en todo el verano.

Su amigo Jonghyun era un poco bestia, siempre te saludada con una mano en la espalda, nuca o hombro. Y como sus amigos ya le conocían no se enfadaban. Aunque también había tenido algunos problemas cuando saludo a “El peor de la clase” de esa forma y recibió una buena derrota.
Jonghyun era de estatura muy pequeña. El más bajito del grupo que tenía Minho. Que este estaba hecho de cinco personas, más su hermana. Aunque ella siempre se iba con sus amigas, no le gustaba estar rodeada de tantos hombres.

Sus padres son divorciados. Pero sus amigos no saben por qué, decidió quedarse con su madre, aunque luego habló perfectamente de su padre y se vaya con él siempre en el verano de vacaciones. De todas formas no le han preguntado sobre ello, ya que es un tema delicado.

Onew y Jonghyun tienen la misma edad, diecisiete años, y al parecer se conocían de cuando eran pequeños. Fue Onew quien presento a los demás amigos a este Jonghyun, y hasta entonces son todos buenos amigos.

-¡Colega! -Exclamó Jonghyun alegre -¿Y los demás? No, no me lo digas… Onew se fue a secretaria ¿Cierto? No, no contestes. Vi pasar a tu hermana antes, ¡Iba con Renée! ¿Te lo puedes creer? Sí, seguro te lo crees, por la cara que pones. Taemin no ha llegado, ¿Por qué será? Seguro se echó novia y… ¿Tú que tal? Yo bien, aquí pasando el rato. Las vacaciones fueron geniales…-

-¡Jonghyun!-Interrumpió Minho, agobiado -Mejor hablamos más tarde, ¿Vale? Que hoy dormí pocas horas y tú me estas poniendo de los nervios-

Jonghyun puso una cara triste, era un buen actor. Minho se despidió de él con una mano, ya que tenía cosas mejores que hacer. Como por ejemplo en que clase le tocaba estar y con quien. Esperaba que fuera con todos sus amigos, ya que el anterior año lo pasó fatal con todos los niños que les había tocado.

Buscó en la lista de bachillerato que le tocaba a él. Y fue leyendo los nombres poco a poco. Normalmente iba con el apellido y no le costó mucho encontrar el suyo, y los de sus amigos también eran por el principio así que ese año tendría suerte.

Aunque ya estaba contento por qué iba a ir con sus amigos más con otros que conocía de vista, se paró en cuanto leyó un nuevo nombre que nunca había escuchado.

“Lucy”

Minho le sonó ese nombre muy raro, ¿Era extranjera? Seguro, ya que nunca había escuchado ese nombre por aquí. Dejó de leer la nota y se fue directo a su clase, ya que había perdido la noción del tiempo y ya había sonado la campana para entrar.

Pero alguien le detuvo cuando estaba subiendo las escaleras.

-¿Taemin?-Preguntó Minho, sorprendido-¿No vas a entrar a clase?

-Tengo cosas mejores que hacer- Contestó, con una sonrisa -Nos veremos en el recreo-

Minho no sabía que decir. Su amigo Taemin tenía la misma edad que él, pero estaba claro que iba s suspender en todas las clases por qué casi nunca asistía. Aun le sorprendía que hubiera llegado hasta bachillerato, pero tampoco había pregunta. A lo mejor la gente cambia de un año para otro.

Su amigo Taemin se despidió y fue escaleras abajo. Sin prestar atención a los maestros, que estaban un poco desconcertados con aquel muchacho, que hace dos años era el más listo de su clase, y ahora… un vagabundo que va fuera del instituto para olvidarse de todo.

Se dio cuenta de que estaba plantado en las escaleras y que como no subiera de una vez el maestro no le iba a dejar entrar en clase. Así que se colocó bien la mochila al hombro y subió por las escaleras. Suerte para él, que esta vez no tropezó y cayó al suelo como había pasado en su casa antes.

Llamó a la puerta dos veces, intentando no ser insistente. Cuando abrió la puerta, tenía toda la atención para él. Algunas risas, y otros que lamentaban mucho lo que le iba a pasar ahora mismo.

Minho entró con cuidado, para ver que maestro les había tocado como tutor, y ahora entendió la cara lastimera de algunos alumnos.

-“¡El Maestro Sr. Calvo!”- Minho se había quedado paralizado en cuanto lo vio. Un profesor alto un poco rellenito. Sin ningún pelo en la cabeza unas gafas gruesas. Sin duda iba a ser su peor año. Ese profesor le tenía manía, desde que llegó al instituto ese maestro fue el que le enseñaba matemáticas. Y como a él esa asignatura se le daba fatal pues el maestro le cogía manía.

Este año, iba a ser movidito.

-Minho, ¿El reloj no le funciona?- Preguntó el maestro, quitándose las gafas

-¿O va a llegar tarde todos los días?-

-Lo siento, profesor- Respondió Minho, con una sonrisa falsa -Me retrasé un poco, no volverá a pasar-

-Sí, es lo que siempre dice- Murmuró el maestro -Hoy ya tiene una falta, por el “retraso” Ahora siéntese solo, arriba-

Minho echó una ojeada a la clase. Todos los asientos estaban ocupados menos dos, que estaban arriba del todo. Había una de las mesas que estaba sin nadie, al lado de Jonghyun. Pero al parecer el profesor de Minho no quería que estuviera con nadie.

Minho subió sin protestar, se sentó solo y miró al profesor con cara de odio. Al menos, estando tan arriba, podría conversar y mandar notitas sin que nadie se enterara. Tendría que haber hecho lo mismo que Taemin en no asistir a clase.

-Ya me he presentado- Decía el profesor, moviéndose de un lado a otro -Ahora, voy a presentar a una nueva alumna. Que espero, que sea mejor que algunos de aquí. O esta clase será un desastre.

-“Premio nobel a dar ánimos”- Pensó Minho aplaudiendo en su mente.
El maestro abrió la puerta, dejando paso a una chica, alta para ser mujer. La chica, tenía el pelo de color rojo y unos ojos azules claritos que estaban clavados en todos los niños. Como si estuviera pensando en alguna cosa.

El Sr Calvo la llevó hasta la pizarra para que escribiera su nombre. A Minho le pareció idiota eso. Ya estaban en último curso y ese profesor seguía con lo mismo. A él le tocó hacer lo mismo cuando empezó la escuela, poner su nombre en la pizarra.

La chica se movió como si conociera el aula de memoria. Cuando terminó de escribir en la pizarra se quedó quieta, al parecer se sabía ya donde iba a sentarse, ya que miró la mesa al lado de Minho.

-Lucy- Llamó el profesor -Siéntese arriba, y a ver si le enseña un poco de modales a ese joven-

Minho rodó los ojos. Ahora estaba más que seguro que este año iba a ser el peor de todos. Al menos tenía a una nueva a su lado y no a Renée. Que a su ex la había visto abajo riéndose mientras que el profesor le reñía.
Lucy subió hasta sentarse en su sitio. Y sin que el profesor se diera cuenta encendió la música y empezó a escribir algo en la libreta. Algo que por supuesto, Minho no entendía nada.

-*Yo que tú atendería en clase*- Minho le dio la nota a Lucy, con toda su buena intención. No quería que la nueva, en su primer día ya tuviera un apta por culpa de ese profesor cascarrabias. Por qué para ser sinceros, a él le ha tocado mala suerte con haber llegado tarde. Pero el Sr. Calvo tiene una buena manía con los nuevos alumnos.

-*No soy tú*- Minho abrió los ojos sorprendido al leer la respuesta de Lucy. -“Genial, un maestro que me tiene manía y una compañera algo odiosa”-

Cuando tocó la campana, todos se fueron enseguida hacia el recreo. No aguantaban otra hora más con el nuevo tutor que les había tocado.
Minho había estado las tres horas casi dormido, pero al escuchar de fondo la música de la nueva alumna le mantenía despierto. Sí, encima que se pone música en clase la tiene bastante alta.

Lucy colocó con cuidado todo lo que había escrito en la mochila y se fue sin decir nada. Salvo que el maestro había querido hablar con ella por algunos asuntos.

Minho salió de la clase y se dirigió a la fuente, que, como esperaba allí encontraría a todos sus amigos. Durante tres o cuatro años su grupo se ponía en la fuente para charlar durante la media hora que daba el instituto de patio. Otros se iban al jardín y los demás jugaban al fútbol o iban a la biblioteca.

Se llevó una sorpresa cuando a llegar a la fuente, estaban su hermana y Renée sentadas con ellos, conversando tranquilamente con Taemin y Jonghyun.

-¿Qué te pasa Minho?- Preguntó Onew en cuando Minho se sentó en la fuente.

-Pues que la nueva lo ha rechazado, ¿cierto?- Preguntó Key -Le escribiste una notita y ella te dijo que no. ¡Hey Minho!, no todas son iguales. No te van a decir que sí solo por tu cara bonita. Aunque la verdad es que la nueva es bastante guapa. Debe haber sido un reto para ti.

Minho negó con la cabeza, sacando el almuerzo de su mochila.

-No es eso. Tiene algo que ver con el tutor de este año. Bien sabes que no me cae nada bien y que el año pasado estaba bastante contento por qué no me había tocado. Y ahora, que estoy en último curso lo tengo como tutor. ¡Es mala suerte!-

-¿No tiene nada que ver con la chica?- Inquirió Key, alzando una ceja.

-¡No!- Exclamó Minho, cansado -Bueno, un poco sí. Es que… se puso música. Y yo le escribí que el profesor se iba a dar cuenta. Pero la chica es una odiosa. ¡No le pedí salir!-

Los demás se pusieron a reír. Su hermana también dándole unas palmaditas al hombro burlándose de él. Mientras que Renée parecía disfrutar por lo mal que le había ido a Minho.

Se pusieron a hablar un poco sobre el día. Algunos estaban contentos y otros, como Minho, estaban que quería irse ya a casa. Taemin les había recomendado que un día no fueran a clase y así disfrutaran un poco con él. Minho pensó lo que acababa de decir Taemin.

-¡Miren!- Gritó Jonghyun señalando a una persona -¡Es la nueva!-Todos se giraron a verla -¡Hey, tú nueva!-

-¿Qué haces idiota?- Preguntó Minho enfadado.

-¿Se llama Lucy, verdad?- Nadie contestó -¡Lucy! ¡Lucy!-

La chica se giró por fin. Frunció el ceño y siguió con su camino, sin importarle que algunos idiotas estuvieran diciendo su nombre. Seguía con los auriculares y sacó la libreta para seguir escribiendo lo de alguien.

-¿Será tímida?- Murmuró Jonghyun tocándose la barbilla -Iré a hablar con ella-

-¡No!- Gritó Minho

Su amigo no le hiso caso. Al parecer estaba bastante decidido con que quería que la nueva se uniera al grupo de ellos. A Taemin no le importaba, ya que todo le daba igual. Claro, era bastante fácil no tenerla como compañera todo el año.

A Key le hacía gracia lo molesto que estaba Minho, y por ello se había unido a Jonghyun para ver que le pasaba a esa chica con todos los demás. La hermana de Minho al final se sintió un poco mal por su hermano y se sentó a su lado.

Pero Minho seguía pensando en lo mal que le había ido el día, ¿y si en aquel año iba a ser mejor o peor? Y encima esta noche, sino recordaba mal, sus padres habían invitado a unos nuevos vecinos a cenar.

Cuando se giró para ver que hacían sus amigos, se llevó una sorpresa.

Lucy les acompañaba con una sonrisa muy extraña…
****************************************************************

Bueno, este fic ya esta terminado y subido en otro foro, pero me gusto tanto que queria subirlo en este para ver que les parece ^^

PD: El fic es mio en el otro foro.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Admin Momo-chan
Admin
Admin


Mensajes : 717
Fecha de inscripción : 25/12/2011
Edad : 25
Localización : Seùl, Korea

MensajeTema: Re: El experimento~   Dom Ene 29, 2012 2:31 pm

wow me gusto muchisisisisimo esta muy interesante jejeje


LO AMO!!!

FAITHOOO!!!
Lo amo mas aki! ♥♥
**Mi acta de matrimonio jejeje**
Spoiler:
 
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.youtube.com/user/momoko181?feature=mhee
rakelitha*



Mensajes : 652
Fecha de inscripción : 21/01/2012
Edad : 20
Localización : Perú-Lima-Mi habitación..=)

MensajeTema: Re: El experimento~   Dom Ene 29, 2012 4:16 pm

Dear Lucy disculpa por no comentarte antes, *apenada* lloras ff

Me gusto mucho este fic, me pregunto si lo que llevaba en la mochila era la mano de alguien???*pensando criminalmente* muajajaja, Minho sera la siguiente victima????

conti, conti fgj fghj srr
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
naiieUnnie
Admin
Admin


Mensajes : 750
Fecha de inscripción : 30/12/2011
Edad : 20
Localización : Daegu,Korea

MensajeTema: Re: El experimento~   Lun Ene 30, 2012 9:57 am

Siguelaaaaaaaaaaaa!!


~ n a _ y e o l l i p o p ~ Baile


사랑해♥ MI ESPOSO♥






Spoiler:
 


Photobucket

Image and video hosting by TinyPic
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://na-yeollipop.tumblr.com/
LucySakura
Admin
Admin


Mensajes : 114
Fecha de inscripción : 17/01/2012
Edad : 20

MensajeTema: CAPITULO 2   Sáb Feb 04, 2012 11:45 am

Chicas!! *--* gracias por comentar T///T y rakelitha... jejeje ya verás lo que le pasará a Minho después... jejejeje -risa diabolica (?)-

Capítulo 2:


*********************************************************************************

Minho había tenido suerte. Cuando llegó a casa sus padres le dieron una buena noticia: Los vecinos que se suponía que iban a venir esa noche al final no venían, y habían pasado la cena para el mes que viene.

El padre de Minho se había tenido que ir a casa de un amigo para seguir con su trabajo, así que iban a ir a cenar fuera, por qué el único que sabía preparar comida era su padre. Sí, sorprendente.

Minho subió a su habitación para hacer tiempo hasta que fueran las nueve de la noche e ir a cenar. Aun recordaba la charla que había tenido con su madre para pedir una pizza a domicilio. Pero ella se había negado, según ella, gente como su familia debería ir a cenar a un restaurante de lujo.

A Minho no le gustaba para nada ser una familia rica. Algunas personas los respetaban o los alababan solo por ser de esa economía. Pero para él, prefería ser un chico normal y ver más a sus padres. Por qué sí, su familia era rica y tenía todo lo que quería, pero casi no veía a sus padres, ya que estos estaban de trabajo hasta decir ya.

Y bueno, volviendo atrás, a la conversación que habían tenido sus amigos y Lucy había sido una auténtica sorpresa. Lucy se había mostrado muy amable y bastante sociable, nada parecido a lo que había pasado en clase. Key estaba claro que le gustaba la chica, ya que se había quedado callado como una estatua, nada normal en él.

Minho no había echo mucho caso, y al parecer su hermana se había hecho muy buena amiga de la nueva. Según les había contado Lucy, ella tenía diecisiete años y vivía con su madre en una casa cerca de la cafetería de Key, ¡Qué casualidad!

Lucy había dicho que se había ido de vacaciones a China, y cuando había llegado su madre había decidido ir a Corea, en vez de Japón, pues había tenido que ir a un nuevo instituto. Y no había podido contar mucho más ya que había sonado la campana y tenían que volver a clase.

Minho colocó los nuevos libros para mañana, ya que no habían mandado deberes. Eso sí, les habían avisado que mañana les harían un examen para ver cómo estaba su nivel para los estudios. Minho no estaba asustado, después de todo ya había contado con esos exámenes y había estudiado ese verano. Además de que sus padres le habían puesto un maestro particular en las vacaciones para que no olvidara lo del año pasado.

Se puso un rato en el ordenador, para desconectarse un rato con el mundo real. Encontró conectado a Jonghyun, que al parecer iba a buscar los exámenes que hacían al día siguiente. Según había averiguado Minho, Jonghyun ya tenía en su Messenger a la nueva alumna, y antes había charlado un poco con ella. Y Jonghyun le había dado el MSN de la chica, pero Minho no sabía si agregarla o no, después de lo de esa mañana, no quería volver a hablar con esa odiosa.

Cuando iba a salir del ordenador para prepararse, recibió una invitación de agregación del MSN. Y vaya casualidad, era de Lucy. Al final había sido ella quien había decidido agregarle, ¿Por qué? Si esta mañana parecía que le iba a morder si le enviaba otra nota.

Se quedó pesando un rato sin saber qué hacer. Pero quería saber un poco más sobre esa chica, que le había intrigado esa forma de ser tan misteriosa y después hablar tranquilamente.

Aceptó y esperó un poco a ver si estaba conectada. Sería un buen momento ahora que no tenía que estudiar ni hacer deberes. Pero tuvo mala suerte, no se conectó.

Cuando llegó a casa, eran las once de la noche y tenía bastante sueño, pero antes de acostarse se conectó un momento al ordenador.

Conectados:

(Lucy)

(Key)

(Renée: Bloqueada)

(Conversación MSN)

Key Dice:

Colega, ¡Me ha hablado! ¡Me ha hablado!

Minho Dice:

¿De quién hablas? Si te refieres a Lucy, me alegro por ti. Yo me voy a dormir.

Key Dice:

No, espera. Te uno a la conversación y así hablamos los tres, ¿De acuerdo?

Minho Dice:

¡No!

(Lucy ha sido agregada a la conversación)

Key Dice:

Lucy, te uní a la conversación con Minho, ¿No te importa, verdad?

Lucy Dice:

No… Hola Minho.

Minho Dice:

En serio, Key. Me voy a dormir. Emm, Hola Lucy.

Lucy Dice:

Sí, yo también me tengo que ir. Buenas noches.

Lucy abandonó la conversación.

Key Dice:

¡No! Mira lo que has hecho, Minho. ¡La has enfadado! Ahora estará enfada conmigo. Me voy.

Minho se quedó parado, mirando como cada uno de sus amigos se desconectaba. ¡Él no había hecho nada malo! Key estaba embobado con esa chica nueva y se enfada con los demás, ¿será idiota?. Se quitó del ordenador, ya que no tenía ningunas ganas de volver a hablar con alguien, además de que la única conectada era Renée. Aun se preguntaba ¿por qué no la había eliminado?. Apagó el ordenador y se fue a dormir. Mañana le pediría perdón a Key, aunque él no hubiera hecho nada malo. E intentaría que su amigo estuviese más contento, o al menos que no se pusiera como un idiota cada vez que viera a la nueva.
*********************************************************************************

Lucy apagó el ordenador. Por ahora todo le salía bien. Si necesitaba comprobar una cosa solo se lo tendría que pedir a ese tal Key, que se había quedado hechizado. Aunque el que más le llamada la atención era ese tal Minho, que no confiaba en ella. De todos modos no podía conseguir que todos le hicieran caso. Por ahora ya tenía a dos que harían lo que ella quisiera, su Omma había hecho bien a venir a esta ciudad.

-¡Lucy!- Llamó su madre abriendo la puerta -Vete a dormir ya, que mañana tienes escuela-

-No te preocupes, Omma- Replicó ella, poniéndose los auriculares -Iba a estudiar un poco, enseguida me acuesto-

Su Omma asintió y se fue de la habitación.

Lucy se quedó parada, esperando a que se escuchase la puerta de la habitación de su madre. Cuando por fin su madre cerró la puerta de donde iba a dormir, Lucy sonrió y dejo la música a un lado.

Se fue a una de las paredes y tocó un botón secreto que estaba escondido en uno de los posters que había puesto en su habitación. De pronto, una puerta apareció de color violeta.

Lucy entró por ella con cuidado, dejándola bien cerrada por si a su Omma se le ocurría entrar. También había puesto unos cojines en la sabana para que su Omma pensara que estaba dormida.

Por donde había entrado la chica, todo estaba oscuro. Pero la luz se encendió en cuanto ella apretó otro botón. Las antorchas se encendieron por arte de magia y entonces se pudo ver algo. La chica se encontraba como en un camino subterráneo. Empezó a caminar sin prestar atención a los ratones que se movían por ahí.

Caminó durante media hora, dándose cuenta de que dejaba bien atrás su casa y se metía en una habitación desconocida, no para ella claro. Ya que desde hace mucho tiempo sabía que su Omma iba a comprar esa casa.

Cuando entró en una sala con luces azules. Sonrió, ya que era como estar en casa de nuevo. La sala era como un laboratorio pequeño, con algunas camas, comida y una cámara de forma redonda que estaba en la mitad de la sala. Que estaba rellenada de un líquido color verde, y dentro de esa cámara había una célula pequeña de color naranja.

Cuando todas las luces se encendieron, se pudo ver que había más cámaras con un líquido verde y una célula pequeña naranja, pero al parecer solo la del medio parecía reaccionar.

Lucy se acercó enseguida para ver que estaba pasando, Todas las células se estaban muriendo, menos una, que vivía y parecía reconocerla, ya que se había puesto contenta y no paraba de moverse.

-Vive- Murmuró Lucy, acariciando la cámara del medio -No te preocupes pequeña, pronto crecerás-

Lucy sacó de su bolsillo una pequeña navaja. Se cortó el dedo y lo metió en un bote con el líquido verde. Cuando el dedo dejó de sangrar. Lucy abrió la cámara y metió la sangre en la célula naranja. Que creció un poco más en cuanto se la bebió entera.

-Bien- Susurró Lucy, echándose hacia atrás -Esto está funcionando. Vendré mañana. Estoy esperando ansiosa que puedas hablar, para contarte lo que vamos hacer juntos. Hasta entonces cuidaré de ti, pequeña-
*********************************************************************************

Habían pasado dos semanas desde que empezó la escuela de nuevo. Ahora Lucy y el grupo de Minho se llevaban un poco mejor, y las charlas en la fuente se hacían más frecuentemente. Key seguía intentando coquetear con Lucy, aunque sin conseguir nada a cambio. A Minho le daba un poco de pena su amigo.
Taemin, aunque Minho no lo supiera, estaba intentando formar algo más que amistad con su hermana. Pero Ayame le quería contar a su hermano que le gustaba uno de sus amigos, para que las charlas en la fuente no fueran tan tímidas. Ella y Taemin casi no se podían mirar, debido a que Minho era demasiado sobreprotector.

Y Jonghyun intentaba conquistar a Renée, pero ésta seguía sintiendo algunas cosas por Minho. Cosa que molestaba bastante a Jonghyun, pero él no estaba enfadado con Minho.

-Oigan chicos- Llamó Taemin, atrayendo la atención de todos -Voy hacer una fiesta…Y me preguntaba si… quisieran ir todos, ¿les parece?-

-Yo voy- Dijo enseguida Ayame cosa que hiso que su hermano la mirara con una cara asesina -Así me divierto un poco-

-Yo también voy- Murmuró Minho, mirando a su hermana con un “Te vigilaré”

Al final todos iban a ir e incluso Lucy. Todos se pusieron muy contentos y sobretodo Key, al enterarse de que su amor platónico iba a ir también. La fiesta era el sábado, y hoy era lunes, así que quedaban bastantes días para ir.
Con los días. Minho y Lucy se llevaban mejor, ya no era como el primer día. Que fue odiosa, se comportaba un poco mejor y Minho había hecho una muy buena amiga. Se podría decir que ahora eran muy buenos amigos, pero seguían sin hablar mucho. A lo mejor era por qué Key no paraba de interrumpir cuando cualquier chico se acercaba a Lucy, aunque fuera uno de sus amigos.

Un día, por la noche, Minho se puso a hablar con Lucy por el ordenador.

(Conversación MSN)


Lucy Dice:

¿Cómo puedo hacer que Key me deje en paz?

Minho Dice:

¿Te has dado cuenta? Bueno, la verdad es que era bastante obvio…

Lucy Dice:

Claro que me he dado cuenta… Y yo no puedo corresponderle. No me siento atraída por él y tampoco, no sé. No siento nada.

Minho Dice:

Solo hace dos semanas que se conocen. No sé, espera un poco, a lo mejor a la final sientes algo.

Lucy Dice:

Minho me parece muy bien que le intentes buscar novia a tus amigos. Pero a lo mejor deberías buscarte tú una y dejar que los demás se cuiden solos. Mira, me voy a dormir, Ya veré que hago con Key. Buenas noches.

Lucy se desconectó. Minho apagó el ordenador y se fue hacia abajo, para ver algo de tele.

A lo mejor su amiga tenía razón, y no debería preocuparse tanto por sus amigos, pero él era así. Luego estaba su hermana, que llevaba algunos días que no se despegaba del teléfono, y que, cuando él se acercaba enseguida cortaba la comunicación, ¿Quién sería?

Buscar una novia, no se lo había planteado Minho. Ya que siempre eran ellas las que venían a él. Minho solo tenía que sonreír y pedirle salir, nada más. Pero se había cansado ya de eso y a él le gustaban los retos.

Y Renée ni ninguna del instituto era un reto. Todas se dejaban caer con facilidad con un chico. Sus amigos a lo mejor no pensaban igual que él. Se concentró un poco en la tele, pero tampoco ayudó mucho, ya que la película iba de un chico que sus amigos le habían dejado de hablar y se iba a suicidar. No, la película no era de su agrado.

”Lucy es un reto. Pero solo es mi amiga”- Pensó el chico.

-¿Con quién vas a ir a la fiesta?- Preguntó su hermana sentándose en el sofá.

-¿Tú?- Preguntó Minho mirándola serio.

Su hermana sonrió.

-Con Taemin-

Y después de bastante tiempo. Los dos hermanos discutieron. Estaba claro que a Minho le gustaba hacerse el hermano mayor y por ello se había enfadado cuando su hermana le contaba que estaba saliendo con un chico. Se tranquilizó un poco al saber que era uno de sus amigos y no un desconocido.

-Te estaré vigilando. Eres muy pequeña para…-

-¡Hermano!- Exclamó ella avergonzada -Soy bastante consciente de que tengo dieciséis años. Y no te preocupes, Taemin es bastante bueno conmigo. Aun ni nos hemos besado, vamos poco a poco-

-¡Como te haga algo le corto los…!-

-¡YA VALE!- Gritó Ayame -Hermano… Dejemos de hablar de mí, ¿De acuerdo? Dime, ¿Cómo te va con Lucy?-

Minho se quedó mudo por unos momentos.

-¿Con Lucy? ¿Qué pasa con Lucy?-Preguntó Minho nervioso.

-Oh, vamos Minho- Murmuró su hermana mientras lo miraba con la ceja levantada -Está claro que te gusta. Cada vez que hablan la miras a los ojos como si fuera la primera vez que ves el sol. Cuando ella dice algo sonríes. ¡Está claro que te gusta! Además, si te das cuenta eres muy pesado diciéndole que Key es un buen chico, haces eso para que ella piense lo contrario. Porque estás celoso-

Minho se encogió de hombros

-No me había dado cuenta de ello- Admitió enrojecido -Pero puede que me guste. Es una chica misteriosa que me llama bastante la atención-
Ayame empezó a saltar.

-¡Eso es un flechazo, hermano!- Exclamó bailando -Que bonito. Ya puedo escribir en mi diario. “Mi hermano se enamoró de una chica en dos semanas…”-

-Cállate- Pidió Minho poniéndose más rojo -¡Y no digas nada! Ya veré que hago, tampoco quiero hacer enfadar a Key, se le ve bastante enamorado de Lucy-

-Minho…- Murmuró su hermana poniendo su mano en el hombro de Minho -Las oportunidades no son para perderlas. Pide salir a Lucy, a ver que te dice. Sé que eres bastante atrevido-

Minho abrió la boca sorprendido, ¿Cómo es que su hermana sabía eso? Nunca le había contado nada parecido a sus relaciones. Aunque claro, Ayame ahora era la mejor amiga de Renée, así que le habría contado todo a su hermana. Minho no estaba nada de suerte en estas dos semanas.

Bueno, ahora no tenía mucho de pensar en que era lo que sabía su hermana de él que nunca le había contado. No estaba acostumbrado a que le gustase una chica y no saber si a ella le sucedía lo mismo.

Se preparó algo para cenar. Su Omma y su Appa se habían ido a cenar fuera para celebrar su aniversario. Minho no se había molestado en celebrarles, ya que estaba demasiado ocupado con los estudios, y, la verdad era, que le enfadaba bastante que en el único momento en que sus padres estuvieran juntos, se fueran para celebrar algo solos.

Su hermana se fue a su cuarto antes que él, al parecer había quedado con una de sus amigas para charlar. Él no tenía ganas de dormir y, aunque había ordenadores en el salón hoy prefería ver la tele. Aunque la verdad era, que no se quería conectar por si estaba Lucy conectada, ahora no sería capaz de hablar con ella. Después de descubrir que sentía algo bastante fuerte.
Sin darse cuenta, se quedó dormido en el sofá.
*********************************************************************************

-“Hola Lucy”-

-¡Ya puedes hablar!- Exclamó Lucy asombrada -Cuanto me alegro, ¿Qué más sabes decir?-

La chica acababa de terminar de cenar y bajó al laboratorio a ver cómo estaba la célula. Ahora era más grande, y, aunque pareciera increíble, tenía una cara, dos ojos, una boca y una nariz. Aun le faltaba cuerpo, pero poco a poco iba creciendo.

La cara tenía un color naranja, los ojos eran verdes y su boca era blanca, nada parecido a los humanos. Pero tenía pensamientos humanos e inteligencia avanzada.

-“Muchas cosas”-

-En dos semanas te has reproducido muy rápido- Observo ella, moviéndose para mirarlo de todos los ángulos -¿Cuándo estarás completo?-

-“Dentro de algunos meses. Todo es gracias de ti”-

La chica enrojeció. Había insistido mucho en intentar que esa célula viviera, y ahora que lo había conseguido no se lo podía creer, era todo tan irreal que aún le costaba creer que todo eso no fuera un sueño.

-En parte también lo hacía por mí- Dijo la chica, sentándose en una silla. –Gracias-

La célula sonrió. Al parecer solo podía comunicarse con la chica, ya que hablaba en susurros y esas palabras iban directamente a la mente de la muchacha.

-“Lo sé. Todos los días bajabas a aquí y me hablabas sobre ti. Aunque no pudiera hablar antes, te entendía perfectamente. Pero solo puedo comunicarme contigo… Bueno, tampoco tenía intención de hacerlo con nadie más”-

La chica sonrió, sin poder evitarlo. Se había preguntado muchas cosas si este experimento le iba a salir bien. Lo había intentado en China, junto a la persona que le ayudó, pero no lo consiguió. Y verlo ahora, delante de ella, con una cara era increíble. No se lo podía creer, era demasiado fantasioso.

El Experimento no dejaba de sonreír, parecía igual de contenta que la muchacha, después de todo estaba vivo y se lo debía toda a esa pequeña humana llama Lucy.

-¿Necesitas más sangre?- Preguntó Lucy sacando su navaja.

-“No… Hoy no la necesito. Aún tengo la de ayer, mañana si me hará falta”-

-Bien… ¿Cómo quieres que te llame?

-“Cómo tú quieras, tú me has creado”-

Lucy se quedó pensativa un poco. No había pensado que tenía que ponerle un nombre a una célula que podría estar muerta. Tampoco había pensado que iba a estar viva así que…

-Te llamaré Nick- Dijo finalmente.

-“¿Por qué será que me esperaba ese nombre?”-

La chica volvió a sonreír. Cada vez se alegraba más de haber conseguido que ese experimento viviese bien.

Al día siguiente, las horas en la escuela fueron muy aburridas. Pero Lucy estaba un poco confusa por el comportamiento de su compañero de al lado. Minho siempre era de mandarle notitas para pasar el rato y, así hacer la clase un poco menos agobiante. Hoy se había quedado callado y no se había girado ni para verla.

Cuando iban a salir al patio. Lucy esperó a que Minho le dijera algo, pero al ver que no, rápidamente lo agarró del brazo y se lo llevó hasta el baño de chicas, que en ese momento estaba vacío.


-¡Lucy!- Exclamó Minho sorprendido.
-¿Qué te pasa conmigo?- Preguntó ella dejando libre el brazo de Minho -Llevas todo el día ausente… Y eso es raro en ti-

Minho giró la cabeza, no podía mirarla a los ojos en esos momentos. Su hermana le había dicho que eso significaba que estaba enamorado de ella. Así que en esos momentos no lo iba hacer, por si acaso Lucy se daba cuenta.

-No me pasa nada- Mintió el sin mirarla a los ojos -Son los estudios, mucho lío. Ya sabes-

-No, no sé- Replico ella -En serio, si te pasa algo habla conmigo-

Minho abrió la boca para decir algo, pero entonces la puerta se abrió de golpe dejando paso a su hermana pequeña. Que acababa de entrar y miraba con cara de sorpresa a su hermano y Lucy.

-Lo siento…- Murmuró Ayame con la cara roja

-No es lo que piensas- Se apresuró a decir Minho saliendo del baño.
Su hermana no dijo nada, se fue hacia abajo.

-A sido bastante extraño…- Exclamó Lucy poniéndose al lado de Minho -Y emocionante también.

No hablaron más, ya que Minho se había quedado demasiado sorprendido por lo que acababa de pasar.

Lucy se había ido al patio despidiéndose de Minho con la mano, pero seguía sin saber que le pasaba con ella, ya le preguntaría después, tenía aun tres horas de clase antes de irse a clase. Aprovecharía para preguntarle mediante notas.

Estuvieron en la fuente hablando sobre la fiesta que iba a hacer Taemin. Todos estaban emocionados para que llegara el sábado. Renée iba a ir acompañada de Jonghyun. Al parecer le iba a dar una oportunidad para salir con ella, Minho se alegraba por ellos. Taemin y Ayame estaban contentos, ahora que sus amigos ya sabían sobre su relación no tenían que estar tan separados en el patio.

Los demás alumnos también iban a ir a la fiesta. Taemin había pedido a toda la gente del instituto que vinieran a su casa el sábado para celebrar una fiesta, y claro, nadie se había negado. Así que al final en la fiesta iban a ser como 400 personas. Aun no podían creer como la casa de Taemin podía ser tan grande para tantas personas.

-Se llevan bañador ¿ok?- Dijo Taemin con una sonrisa -Hay ¡Piscina!-

-¿En serio?- Exclamó Key mirando a Lucy -Yo soy un buen nadador, gané varios tro…-

-¿A qué hora será?- Preguntó Minho cortando a Key.

-A las ocho- Contestó Taemin -Es la mejor hora para celebrar una fiesta. Como es piscina climatizada no tendremos frío… Todo lo he planeado yo-

Todos volvieron a sus clases. Al final la fiesta sería el sábado a las ocho de la noche hasta que quisieran irse. Habría piscina, bebida y todo tipo de juegos. Sin duda dejarían la casa de Taemin como una pocilga, y no era por sus amigos, sino por los demás alumnos que seguro no tendrían ningún cuidado.

Taemin estaba bastante emocionado con su fiesta. No paraba de hablar sobre ello en toda la clase, y en el patio había comentado que patatas fritas iba a comprar para ella. Sin duda todos estaban felices por la fiesta que iba a hacer su amigo.

El Sr. Calvo ahora estaba dando matemáticas y sacaba cada dos por tres a Minho para que saliera a la pizarra. A él no le gustaba mucho esa asignatura y estaba fallando todo el rato, pero no le podía llevar la contraria al profesor, aunque quisiera. Así que Lucy se tuvo que esperar a que terminara esa hora para poder hablar con él.

Después tocó una clase que el maestro no vino. Y la mayoría de los alumnos se fueron al patio. Taemin y Ayame se fueron a la fuente junto a los demás para seguir hablando de la fiesta. Y Lucy obligó a Minho que le siguiera hasta la biblioteca para hablar sobre su problema.

Minho estaba bastante nervioso. Desde que había hablado con Lucy en los baños no había parado de pensar, pensar en qué pasaría si le contara sus sentimientos de verdad. Tampoco perdía nada por intentarlo. Por eso, cuando ella lo arrastró hasta la biblioteca se dejó llevar.

Habían pasado solo dos semanas y algunos días que había conocido a esa chica, y estaba seguro de que sentía algo fuerte hacia ella. A lo mejor su hermana tenía razón y era un flechazo. O solo lo hacía por qué era una chica que no caía tan fácilmente en los encantos de los chicos. De todos modos sabía que tenía que hacer algo para llamar su atención y salir con ella un día para demostrarle lo que sentía.

Se sentaron al fondo de la sala. Para que nadie los molestara y no cuchichearan lo que iban a hablar con alguien. De todos modos la biblioteca estaba casi vacía, y solo había dos personas que estaban en los ordenadores. Más el profesor que estaba en una mesa mirando de vez en cuando que hacían los alumnos.

-Minho- Susurró Lucy, acomodándose en la silla -Antes te has librado por qué tu hermana llegó al baño. Pero ahora no te vas a librar, dime que te pasa-
Minho la miró a los ojos, sin saber qué hacer. Finalmente respiró hondo y se armó de valor.

-Lucy- Empezó a decir en un susurro -Hace dos semanas que nos conocemos. Al principio fue fatal, casi no hablábamos y no nos llevábamos nada bien- La chica sonrió, recordando la primera vez que se habían visto -Bueno, ayer hablé un poco con mi hermana y me di cuenta…- Se trabó, aun no estaba seguro de querer decirlo.

Lucy se quedó esperando un poco a que el chico continuara con lo que tenía que decirle.

-¿De qué te diste cuenta?- Inquirió Lucy cansada de esperar.

-Pues… de qué siento algo por ti- Dijo expresándolo todo -Que no es amistad, sino algo más. Tengo confusos mis sentimientos… Pero quería decírtelo para saber qué piensas-

Lucy se quedó callada, con los ojos abiertos y sin saber que decir. Minho estaba que se mordía las uñas, esperaba una respuesta a lo que acababa de decir. ¡Acababa de decir sus sentimientos! Aun no se lo podía creer. Y encima que lo dice se queda con las ganas de saber lo que piensa la chica.

Pero no escuchó la respuesta ya que sonó la sirena y tuvieron que volver a clase. Minho no insistió a que le dijera nada, esperaría para ver que le pasaba a la chica.

De todos modos no se quedaría todo el día sin saber la respuesta. Al final le pediría a Lucy que se lo dijera.


Minho Oppa saranghae!!! fgj coloradito fgj


Gracias por el regalo Rakelitha de verdad me gusto mucho iii

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
rakelitha*



Mensajes : 652
Fecha de inscripción : 21/01/2012
Edad : 20
Localización : Perú-Lima-Mi habitación..=)

MensajeTema: Re: El experimento~   Sáb Feb 04, 2012 1:19 pm

aparto!

wa!!!!!!!!!!!!!!soy primi siiiiiiiii :3 ahora se que era lo que llevaba, era una celulita Embarassed Razz pobre key se quedara solito? y onew oppa no sale??? y de donde sacara mas sangre'.....de....mi..n..ho???' Shocked Shocked Shocked ya veo amor!!!!! pido un tierno conti

pd. donde esta onew?*obsesiva* si quiera que salga disfrazado de golondrina! XD
esperare conti


******************************


orgullosa de pertenecer a i I love you k-pop y de querer a Onew oppa




Spoiler:
 



felizmente casada con Onew!! =D
Spoiler:
 
[/center]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
ayla-chan



Mensajes : 53
Fecha de inscripción : 01/02/2012
Edad : 18
Localización : En el fantabuloso mundo de Wonderland

MensajeTema: Re: El experimento~   Lun Feb 06, 2012 6:03 pm

Waa me gusto mucho
me dejaste con la duda DD:
Conti por favor wii






ojos :
 

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
LucySakura
Admin
Admin


Mensajes : 114
Fecha de inscripción : 17/01/2012
Edad : 20

MensajeTema: Re: El experimento~   Sáb Feb 25, 2012 12:10 pm

Capítulo 3:

Minho llegó a su casa sin saber la respuesta de Lucy, la chica se había ido por otro lado sin que nadie se diera cuenta. Ahora Minho sí que estaba mal, no debería haberle dicho nada, habría sido mejor solo quedarse así como amigos y ya.

Cuando estaba sentado en el ordenador, esperando a ver si se conectaba Lucy para pedirle perdón, vio que su amigo Key estaba bastante desilusionado. Ya que le había pedido a Lucy que fuera su acompañante en la fiesta de Taemin y había recibido una negativa.

Minho se puso un poco contento, pero también se sentía mal por su amigo. Tenía en su mente cosas confusas que no entendía por ahora. Le hacía bien saber que Lucy no estaba interesada en ningún otro chico, pero también le daba pena, que después de tantos años, Key se enamorara de alguien y ésta lo rechazara.
Finalmente, de tanto tiempo pensando en por qué Lucy no le había dado una respuesta y hacerse un lío. Se fue de su casa para dar un paseo y resolver sus sentimientos contradictorios.

Empezó a caminar lentamente, dando patadas a una botella vacía de coca-cola. Que el sonido de esta era lo único que se escuchaba en esos momentos. Minho no sabía hasta donde iba a caminar, pero quería alejarse un poco de su casa, del instituto y de todo lo que le recordara a ella.

Sin duda, Minho pensaba que era un completo idiota por dejarse enamorar tan fácilmente, eso no era común en él. Y estaba enfadado porque esa chica no le correspondía de la misma manera.

-Ya lo sé Omma- Dijo una chica que acababa de salir de casa -¡Iré a dar un paseo!-

A Minho le dio un vuelco al corazón cuando observo que aquella chica era Lucy, y que iba al contenedor de basura. Se acercó enseguida, necesitaba hablar con ella.

Lucy tiró la basura en el contenedor y se puso los auriculares como siempre hacía. Pero pegó un salto cuando al girarse vio la figura de un chico al acercarse. Se tranquilizó un poco al saber que era Minho.

-Tranquila, tranquila- Pidió Minho moviendo las manos -Soy yo, solo quiero hablar-

Lucy se quitó los auriculares y empezó a respirar bien, se había llevado un susto que casi se cae dentro del contenedor.

-De acuerdo- Murmuró ella, guardándose el MP3 en el bolsillo -Yo iba a pasear un poco por aquí-

Se pusieron a caminar en silencio. Ninguno de los dos sabía por dónde comenzar, aunque el que había venido con intenciones de una conversación era Minho. Este seguía pensando en cómo iba a hacerlo sin que se pusiera de los nervios.

Lucy estaba igual o más nerviosa que él. Ya que quería que hablara de una vez de cualquier cosa, el silencio no le gustaba cuando estaba alrededor de alguna persona.

Llegaron a un pequeño parque, donde lo único que se iluminaba era gracias a las farolas. Se sentaron en uno de los bancos, Lucy y Minho en la parte de arriba, y siguieron sin decir nada.

-¿Por qué te fuiste tan de repente?- Preguntó Minho, sin poder aguantar tanto silencio.

Lucy miró hacia otro lado.

-Tenía que ir pronto a mi casa- Contestó -Mi madre me pidió que tenía que traerle carne. Y como salimos tan tarde del instituto…-

-¿Vives sola con tu madre?- Indagó Minho cambiando de tema.

Lucy agradeció que cambiara la conversación.

-Sí. Mi padre nos abandonó cuanto yo tenía cuatro años- Explicaba Lucy sin ningún tono triste en su voz -Era un interesado que solo estaba con mi madre por dinero, pero cuando ella se quedó sin nada pues nos abandonó-

-¿Por eso es que viniste a Corea?-

Lucy negó con la cabeza.

-Cuándo mi padre nos abandonó, mi madre decidió que iba a quedarse en Japón para trabajar, después de todo ahí estaba nuestra tía y ella nos ayudaba un poco-

Minho frunció el ceño.

-¿Nuestra? ¿Tienes un hermano?-

Lucy agachó la cabeza, pero negó enseguida.

-No…nunca he tenido a un hermano- Contestó, frotándose las manos -Nos quedamos en Japón cuatro años más- Siguió explicando Lucy -Luego mi madre decidió irse y eso hicimos. Nos quedamos en un pueblo de Japón durante un buen tiempo, pero no sé qué pasó, que mi madre ya no le gustaba ese lugar…Aprovechando que acababa de terminar el curso, nos fuimos de vacaciones a China, con un dinero ahorrado que teníamos en el banco. Luego, le pregunté a mi madre donde íbamos a vivir, y ella decidió que a Corea. Y por eso estamos aquí, por qué a mi madre no le gusta quedarse en un lugar mucho tiempo-

Se quedaron callados. Minho intentaba pensar en todo lo que le había contado su amiga. Sin duda su vida no había sido como la suya, había aprendido a vivir poco a poco. Mientras que la suya había sido vivir con todo lo que quería y ser un niño mimado. Ahora al menos había madurado y se comportaba como un niño normal, aunque siguiera teniendo una familia rica.

Lucy estaba demasiado sorprendida. Nunca había pensado que sería capaz de contarle a alguien su pasado, siempre había sido, para ella, un secreto. Pero Minho era una persona en quien confiar y por ello se habría expresado de aquella forma. Ahora se sentía mucho mejor.

Dejando que los sentimientos fluyeran, Lucy dejó caer su cabeza en el hombro del muchacho, éste se sorprendió pero no se movió.

-Cuéntame un poco de ti…- Pidió ella cerrando los ojos.

-Mi vida no es tan emocionante como la tuya- Susurró Minho.

-Da igual, quiero saber-

El chico suspiró.

-Yo nací aquí- Empezó a decir suavemente -Mi hermana nació dos años después. Mis padres siempre estaban trabajando, así que casi no los veía. No he sido un hijo muy atendido, ni yo ni mi hermana. Mi familia es rica, tiene muchas casas repartidas por el mundo, pero siempre nos quedamos aquí, no sé por qué. Como te he dicho mi vida no es muy emocionante. Pasé los años como un niño mimado que se creía más importante que los demás, hasta que me di cuenta que no era así y cambié. Fui conociendo a mis amigos y hasta ahora. Mi vida sigue igual, mis padres siempre están trabajando y casi no los veo-

Era algo extraño lo que pasaba ahora. Los dos se habían contado su vida en manera de resumen y se sentían mucho mejor. A lo mejor era la confianza de sentir de que ese chico o chica era alguien especial, o que era buenos amigos, pero de todos modos se sentían más libres al haber dicho todo eso. Lucy seguía sin poder creerse que estuviera tan a gusto con alguien. Nunca se vio de esa forma con alguien de distinto sexo, ahora sabía que las cosas habían cambiado.

Minho se quedó quieto mientras que se quedaba mirando las pocas estrellas que había en el cielo. Era un momento bastante bonito que no quería romper, aunque necesitaba preguntar sobre lo que sentía ella hacia él.

-Tu vida no es emocionante- Dijo entonces Lucy rompiendo el silencio -Pero también lo has pasado mal. Yo, por ejemplo, siempre he tenido a mi madre a mi lado. Pero tú y tu hermana tenían que cuidar solos y aprender solos las cosas-

-Puede que tengas razón- Murmuró Minho sin saber que decir -Mi hermana tuvo a su hermano mayor para hablar y eso. Pero yo tuve que arreglarme solo mis problemas… Aunque echo de menos mi infancia, era menos problemática que la adolescencia-

Los dos se rieron.

-Tengo que volver ya a casa- Comentó Lucy levantándose del banco -O mi madre empezará a llamarme. Y puede ser de pesada…-

Minho asintió y se levantó del banco.

Cuando llegaron a la casa de Lucy, vieron como todas las luces estaban encendidas y asumieron que la madre de la chica la estaba esperando para irse a dormir ya.

-Lucy…- Llamó Minho sin poder callar lo que tenía en mente -Necesito saber algo antes de irme, o no podré dormir esta noche… ¿He hecho bien en decirte mis sentimientos esta mañana? ¿O fue un error y soy un idiota?-

Lucy sonrió haciendo que Minho frunciera el ceño sin saber cómo aceptar esa reacción, ¿Había dicho algo gracioso?

Lucy se acercó a Minho lentamente y apoyándose en la punta de sus pies lo rodeó por el cuello con sus brazos, él era más alto que Lucy, por lo que se curvó de forma que ella no hiciera esfuerzo alguno y quedaran a la misma altura, Lucy sonrió levemente y depositó un suave beso en sus labios. Minho abrió los ojos sorprendido, pero luego correspondió al beso con necesidad. Parecía que ninguno estaba dispuesto a separarse del otro, ya que era su primer beso y tenían que disfrutarlo

-“Lucy…”- La llamó el experimento -“Necesito… Sangre…”-

Lucy abrió los ojos y se separó violentamente del beso, cosa que desconcertó a Minho.

-Me tengo que ir…- Murmuró Lucy -Espero haber contestado a tu pregunta-

Minho se despidió de ella con la mano, aún seguía en estado de shock por lo que acababa de pasar. Lucy se fue con una sonrisa en los labios por la cara que tenía Minho.

Minho respiró hondo y se fue hacia su casa. Sin duda el paseo le había venido bastante bien. Ahora ya tenía respuesta a sus preguntas y había descubierto que Lucy sentía lo mismo que él. Estaba como en el cielo, y seguía sin creérselo. Estaba en las nubes, caminando por las estrellas. Ahora solo esperaba que no se cayera de la cama y despertara de un sueño.

Lucy corrió hacia dentro con el corazón latiéndole a mil. Aún estaba algo mareada por lo que acababa de pasar. ¡Había besado a un chico! Nunca pensó que sería tan atrevida, y si Nick, el monstruo, no la hubiera llamado seguiría afuera con Minho.

Minho... Ahora ese nombre le sonaba mágico.

Nick la había llamado y para ella eso era más importante. Después de todo era su creación, parte de ella, que había tenido que cuidar, alimentar y enseñar.

Nick había sido desde el principio una célula, que tenía que crecer poco a poco, y había sido ella quien se había encargado de todo eso. Por eso, cuando la había llamado ella había ido enseguida, separándose del beso de Minho. Que no era capaz de decir que no le había gustado, por qué había sido ella quien comenzaba el beso, y había sido ella quien lo había terminado, pero no podía permitir que Nick muriera, por qué lo lamentaría mucho. Demasiado y no podría soportarlo.

Lucy abrió la puerta, lo primero que quería hacer era ir hasta el laboratorio y entregarle a la célula lo que necesitara para que no muriera. Minho seguramente ya se había ido y se sentía un poco mal por haberle dejado allí, con un beso roto… pero era lo único que podía hacer en esos momentos, ya que estaba más concentrada en el experimento.

Pero, cuando abrió la puerta y se encontró a su madre con los brazos cruzados y una cara de pocos amigos, se olvidó de todo y se concentró en cuál sería la excusa perfecta que le iba a tener que decir. Ya que seguía sin ser capaz de decirle a su madre que le gustaba un chico. Y que ese chico le conocía apenas dos semanas.

-¿Dónde has estado?- Preguntó su madre acercándose a ella.

Lucy se quedó un poco confundida.

-Ya te lo dije: A dar un paseo- Contestó sin inmutarse por el tono de voz de su madre.

-¿Con quién?- Indagó su madre.

Lucy abrió los ojos, sorprendida. ¿Su madre sabía algo? No, era imposible. Se concentró en no caer en la trampa de las madres. Hacerte preguntas que no saben para averiguar la verdad. Estaba completamente segura de que su madre no había visto nada. ¿Estaba segura?

-¿Qué quieres decir Omma?- Murmuró ella, siguiéndole el juego.

-Lucy, ¡No me vengas con juegos!- Exclamó su madre, alzando la voz -Has dado un paseo, de acuerdo. Hasta ahí todo bien. Pero luego llegas a casa con un chico desconocido y le das un beso. ¿Qué clase de chica hace eso? ¿Por qué me has mentido? ¿Quién es ese chico?-

Lucy se quedó paralizada, asumiendo las palabras de su madre. ¡La había visto! Peor, ¡La había vigilado! No podía creer aun que su madre fuera como las demás, que se dedicaban a espiar a sus hijas por si hacia algo malo, pero ella solo había ido a dar un paseo tranquilamente. Aún estaba un poco desconcertada por lo que acababa de pasar. Se quedó mirando a su madre, que esta seguía esperando una respuesta a todas esas preguntas.

Lucy respiró hondo y pensó una respuesta sensata para todas esas preguntas atropelladas.

-Soy una chica normal- Contestó, sonándole un poco tonta esa respuesta -Te he mentido por qué ni siquiera yo sé si estoy saliendo con ese chico. ¡Nos estamos conociendo! Y es un chico especial, deberías saberlo. ¡Nunca he salido con nadie!- Tragó aire -Además, no sé por qué te doy explicaciones. Llevo toda una vida encerrada en casa, sin hacer nada y sin darte preocupaciones. Ahora, que por fin estoy haciendo algo de chica normal de diecisiete años, ¡Deberías alegrarte!-

Su madre se quedó callada. Las palabras de su hija habían sonado tan maduras, tan reales que no sabía qué hacer. Claro que se alegraba de que su hija hubiera conocido a un chico. Pero era por eso por lo que estaba tan preocupada. Era la primera vez que veía a Lucy con un chico y eso le asustaba. Además de que no había tenido un pasado muy bueno con los hombres, y temía que su hija cometiera el mismo error que ella.

Lucy se había quedado a gusto. Por fin había dicho lo que quería haber dicho en las vacaciones de China, pero se había quedado callada para no arruinar las cosas. De todos modos, ahora no estaban de vacaciones y necesitaba explicarle a su madre como se sentía, en un resumen.

-¿Es bueno ese chico?- Preguntó su madre, más tranquilizada.

Lucy sonrió.

-Por supuesto que sí-

-“Lu…cy… me… mue…ro”-

A Lucy le dio un vuelco al corazón. De repente se había quedado sin aire y no podía dejar de pensar en Nick, su experimento.

-Me voy- Dijo, anticipándose a otra pregunta de su madre -Tengo que ir a ver a… a acostarme-

Lucy se fue a escaleras arriba sin dejar que su madre pensara un poco lo que acababa de decir. Casi le dice que iba a ver a alguien, a un experimento que estaba cuidando con su propia sangre, que lo tiene escondido en un laboratorio y que una pared de su habitación era una puerta secreta.

Lucy sentía como la célula se estaba quedando sin vida poco a poco y rezaba por que siguiera vida. Lo que menos quería ahora era entrar al laboratorio y encontrar a su célula muerta. Eso sería lo peor de su vida.

Entro a su habitación y apretó el botón para entrar. Pero estaba tan nerviosa que tuvo que buscar el botón por toda la pared. Empezó a caminar sin ni siquiera encender las luces, ya que se sabía el camino de memoria y no necesitaba perder el tiempo en tonterías.

En cuanto entró al laboratorio se quedó parada, como una estatua sin saber qué hacer. En la cámara que había un líquido verde estaba el experimento, pero no se movía, ni siquiera tenía los ojos abiertos. Lucy sintió como si se quedara sin aire.

Corrió hacia la cámara y miró a su experimento con una mirada triste, no se podía creer lo que estaba sucediendo. Estaba muerto, ¿Había muerto? Esa pregunta no entraba en su cabeza.

-¡Nick!- Gritó, sin poder contener su tristeza -¿Estás bien?

El experimento abrió los ojos débilmente.

-“No,…necesito…sangre…mucha”- Susurró.

Lucy agarró un chuchillo de uno de los cajones del laboratorio y se hiso un gran corte en el brazo. Le dolía no lo iba a negar, pero ahora estaba más preocupaba por la bestia que por ella misma. Abrió una abertura en la cámara y metió el brazo. En cuanto la sangre empezó a caer violentamente, el monstruo empezó a absorberla con necesidad. Pero algo pasó, Lucy sentía como si se estuviera mareando y se tuvo que sujetar de la mesa para no caerse al suelo.

Era la primera vez que se sentía de esa manera, a lo mejor se debía a que todos los días le entregaba sangre y necesitaba descansar un poco más, no lo sabía, pero ahora se estaba encontrando fatal.

El experimento no paraba de chupar y chupar sangre sin parar. Y Lucy sentía como cada vez estaba peor. Hubo un momento en que cerró los ojos y casi se cae al suelo, pero una parte de su mente la obligaba a quedarse de pie y alimentar a la célula, como si eso fuera lo más importante.
Pero lo más importante era ella.

-Bas…ta- Jadeó abriendo los ojos -¡Vas a matarme!

Lucy, con un gran esfuerzo, se echó para atrás y cayó al suelo. Pero al menos dejó de entregarle sangre y estar un poco mejor. Seguía un poco mareada y se encontraba fatal, pero al menos ya no sentía tanto dolor en su brazo. Aún caían algunas gotas en el brazo, pero nada parecido a lo de antes.

Pero Nick no estaba satisfecho. Y por primera vez, Lucy tuvo miedo de su experimento. El monstruo, que ya tenía dos brazos, su cuerpo estaba casi formado, solo le faltaban dos piernas, había empezado a golpear la cámara con violencia, pero seguía tan débil que no consiguió romperla.

Nick era diferente a los humanos: Su piel era totalmente naranja, sus ojos verdes y la boca blanca como la nieve. Era más inteligente que los humanos y más fuerte también, pero como aún no se había desarrollado seguía siendo una célula. Sus ojos ahora estaban rojos y ardían de deseos de probar de nuevo la sangre de Lucy o de cualquiera.

Lucy estaba en el suelo, aterrorizada, sin saber qué hacer. Ni siquiera era capaz de moverse. Nunca pensó que tendría miedo de su propio experimento, pero ahora podría aceptar que le daba miedo, mucho miedo y que no podría soportar mucho más la mirada de esos ojos rojos de Nick.

La célula empezó a tranquilizarse un poco, dejó de golpear la cámara y se echó para atrás, mirándose las manos.

-“Lo siento, Lucy"- Murmuró en la mente de la chica –“No me he podido controlar. Me ha controlado la sed. No quería hacerlo”-

Lucy se tranquilizó un poco. Respiró hondo y se levantó del suelo. Se apoyó en la pared por qué aún se encontraba un poco mal por lo de antes.

-No pasa nada, Nick- Susurró ella, conciliadora -Sabía lo que hacía cuando empecé a crearte. Las cosas que implicaban y todo lo que me podría pasar-

-“No volverá a pasar”- Prometió el experimento, sonriendo y enseñando sus dientes negros y afilados.

Sábado por la noche.


Esa noche era la fiesta de Taemin. Hasta ese día todo seguía siendo igual, salvo algunos cambios que había pasado. Lucy y Minho habían procesado en su relación, pero Minho no quería hacerla pública aún, no por qué se avergonzara, sino por su amigo. Key seguía igual de enamorado de Lucy y Minho no quería hacerle daño. Aunque se sintiera bastante celoso cuando su amigo se pusiera a hablar con la pelirroja, al menos sabía que ella no sentía nada por él. A Lucy le hacía reír la forma que tenía Minho de ponerse celoso ya que se ponía con los brazos cruzados y miraba el cielo, pero de vez en cuando miraba a Lucy para ver que hacía. No paraba de mover el pie derecho y le salía un tic en el ojo, era bastante cómico.

Key sin darse cuenta en lo más mínimo la relación que tenían estos dos. Parecía bastante contento con la fiesta, ya que, aunque Lucy se había negado a ir con él, estaba seguro de que la vería allí. Taemin hablaba bastante de su fiesta, y cada día se emocionaba más cuando estaba más cerca. Su relación con la hermana de Minho se había hecho formal y se mostraban más amigables cuando estaban juntos. Aunque Minho les interrumpiera cada vez que se pusieran melosos, ya que no aguantaba ver a su hermana con un chico. Un hermano demasiado sobreprotector.

Minho y Lucy quedaban todos los días para pasear por el parque donde habían paseado por primera vez juntos. Hablaban de todo tipo de cosas y se iban conociendo mejor, su relación iba creciendo y cada día parecía que se daban cuenta de que estaban saliendo. Aunque Minho siguiera sin querer decirlo.

Ahora, no se paraban en frente de la casa de Lucy para darse un beso de despedida, por si acaso la madre de la chica vigilara. Y, aunque a Lucy aún le pareciera increíble de lo que su madre había hecho, ahora no se atrevía a que Minho la acompañara hasta casa.

Lucy y Minho habían quedado para ir juntos. Pero para eso le habían tenido que contar a Onew sobre su relación, para que este, en la fiesta, se llevara a Key a otro lugar para que no les viera juntos. Era un lío y todos lo sabían, pero seguían sin querer contarle nada.

Lucy antes de irse a la fiesta, fue a ver a su experimento, Había crecido bastante en los últimos días. Ya tenía un cuerpo completo, con manos, piernas, cabeza y todo tipo de cosas, aunque siguiera un poco diferente. Aún seguía muy débil y necesitaba descansar hasta que pudiera salir y ser un humano normal.

En cuanto la chica salió de su casa y vio a Minho en la otra esquina, lo abrazó con fuerza. Durante esos días, Minho se había vuelto una persona muy importante en su vida, y dependía de él muchísimo. Por eso estaba segura de que lo quería tanto.

Cuando se separaron, Minho se quedó mudo al verla.

-Estás preciosa- Murmuró, sin poder despegar los ojos de ella.

Ella enrojeció por completo.

-Anda… No digas tonterías. Vamos a la fiesta-

Él le dio un suave beso en los labios.

-¿Te has traído el bañador para la piscina?- Preguntó Minho, mientras empezaban a caminar.

Ella asintió.

Cuando llegaron a la fiesta de Taemin, se quedaron sorprendidos. La casa era gigante, parecía una mansión. Taemin se había puesto en la puerta principal mientras que un gorila -Como el de las discotecas-registraba a todos los adolescentes que entraban. Además de que Taemin le estaba preguntando a todos por su nombre, ¿será idiota?, si los había invitado él.

Taemin se quedó mudo al ver a Minho y a Lucy juntos.

-¿Vienen juntos? ¿Cómo pareja?- Preguntó Taemin.

-Sí- Contestó Minho sin reparos.

Taemin se rascó la nuca, pensativo.

-No dejen que los vea Key- pidió abriendo la puerta -No quiero que este amargado en mi fiesta, ¿De acuerdo?-

-No te preocupes Taemin- Dijo entonces Lucy con una sonrisa -Ya le dijimos a Onew que lo mantuviera alejado para que pudiéramos estar juntos hoy-

Minho evitó mirar de reojo a Lucy, ya que sabía la opinión que tenía ella de estar escondiéndose. Taemin sonrió y fue a hablar con otras personas que iban a entrar.

-Deberías hablar con Key, Minho- Murmuró Lucy en cuanto entraron -Estoy harta de tener que esconderme, y lo sabes-

-Lo sé, Lucy- Contestó él bajando la cabeza -Pero no quiero hacerle daño. Es mi mejor amigo, no me gustaría que se enfadara por esta tontería-

Lucy abrió la boca, incrédula.

-¿Tontería?- Repitió ella -¿Te parece que estar escondiéndonos sea una tontería? Bien, pues entonces me parece que lo nuestro también es una tontería, ¿No?-

Minho la agarró de los brazos para mirarla a los ojos.

-Sabes que para mí no es una tontería- Dijo, mareado -Y me estoy confundiendo un poco, diciendo todo el rato la palabra “tontería”. Perdóname, hablaré con él. Te lo prometo-

Lucy no se mostró muy satisfecha, pero asintió y llevó a Minho hasta la pista de baile. La música sonó cuando todos ya habían entrado, y poco a poco fue subiendo el tono.

Mientras tanto en la entrada, ya habían llegado Renée y Jonghyun con Ayame, Taemin al ver a su novia rápidamente corrió hacia ella, la abrazó y le dio un suave beso en los labios.

-Me alegro de que ya hayas venido- Le dijo Taemin después del beso.

-Créeme que no faltaría- Le respondió Ayame con una sonrisa.

-¡No se vayan a poner melosos ya!- Replicó Renée quien estaba abrazada de Jonghyun.

-Lo mismo te digo yo a ti, amiga- Le dijo sonriente Ayame.

-¡No lo digo por eso!- Le exclamó la chica sonrojada a su amiga –Me refiero a que… Si Minho te ve así con Taemin de seguro le atacará sus instintos de hermano protector-

Ante tal comentario, Taemin y Ayame se miraron entre sí y luego se separaron un poco, su amiga Renée tenía razón, sería de muy mal gusto pasar una gran noche de fiesta al lado de un hermano tan sobreprotector como Minho. Cada pareja entró a la fiesta. Minho y Lucy bailaban. Pero la chica se estaba dando cuenta como su compañero no paraba de mirar de un lado a otro preocupado, preocupado por si su amigo les vería. Enfadada, se fue hacía la barra para beber algo, ya que se estaba empezando a enojarse de verdad y no quería liberar toda esa rabia en Minho, que en parte se lo merecía por preocuparse más por su amigo que por ella.

-Hola preciosa- Dijo un chico acercándose a Lucy -¿Estás sola?-

Lucy no estaba de humor esa noche.

-No lo estoy, ya que acaba de llegar un idiota- Contestó con malicia.

-Oh vamos preciosa, no seas así conmigo- Decía el chico mientras agarraba uno de los brazos de Lucy. –¿Qué te parece si te llevo a un lugar más apartado?-

-¿Qué te parece si te parto la cara?- Respondió la chica enojada y soltándose bruscamente del agarre de aquel chico.

El chico se quedó un poco sorprendido, y fue peor cuando Lucy agarró un vaso y le mojó por completo la cabeza.

Minho se había quedado un poco alejado mirando a Lucy, y abrió los ojos en cuanto vio la escena, se echó a reír y pensó que había muchas posibilidades de que ese chico hubiera sido él. Ahora conocía de verdad como podía ser Lucy cuando se enfadaba. La comprendía en parte, pero él había cambiado y ya no era capaz de decirle a su amigo, de romperle el corazón, y decirle que estaba saliendo con la chica por la que sentía algo. Hace algunos años lo hubiera hecho enseguida, solo para hacerse el chulo. Pero ahora, no sería tan malvado.

Se acercó a Lucy y la abrazó por detrás. Ella se estremeció, pero no correspondió al gesto, ya que seguía enfadada.

-¿Me vas a lanzar también a mí alguna bebida?- Le preguntó, en su oído.
Ella sonrió.

-Me lo estoy pensando, de verdad- Murmuró ella.

Y Minho supo que no mentía. Se apartó un poco de ella y se sentó en una silla, para poder verla a la cara. Aunque ahora tuviera más riesgo de que alguna bebida volase a su cara.

La cogió del brazo ya que le había parecido ver algo raro, y no se equivocó. Lucy se dio cuenta de su error, debería haberse puesto algo para tapar sus heridas, pero ya era demasiado tarde, y Minho no parecía dispuesto a soltarla.

Minho recorrió con su dedo el corte que tenía Lucy en el brazo, que le llegaba desde el codo hasta la mano. Le parecía bastante raro e incluso se preocupó. La herida era profunda, ya que aún no se había curado.

Levantó la mirada.

-¿Cómo te has hecho esto?-Preguntó, sin soltarle el brazo.

-Cocinando- Contestó sin saber que decir -No es nada, solo un pequeño corte-
Minho frunció el ceño y siguió mirando la herida. Había estudiado algo de medicina, ya que de mayor quería ser doctor profesional, Y esa herida no era normal en cocina. Lucy no le estaba gustando la observación de Minho.

-Es imposible que sea un corte de cocina- Dijo entonces Minho -¿Cómo te lo has hecho? Sé sincera, por favor-

Ella se quedó parada por un momento. No podía contarle la verdad a Minho, no era que no confiara en él, pero no se atrevía a contarle sobre su experimento y los procesos de sangre que había tenido que hacer para que siguiera vivo. Lucy echó el brazo hacia atrás y Minho la soltó, automáticamente.

-No es nada- Volvió a repetir ella. Se levantó de la silla -¿Vamos a la piscina?-

-Pero…-

-¿Vamos a la piscina?- Cortó Lucy, con una sonrisa.
Minho suspiró y asintió.

Cuando estaban cerca de la piscina. Vieron a Key, en cuanto Onew los reconoció se llevó a su amigo a la terraza. Sin duda, Minho tendría que hacer algo muy grande por Onew, ya que les estaba haciendo un gran favor.

-¡No! ¡No! ¡ No!- Grito una voz alterada dentro de la fiesta.

Minho y Lucy se miraron preocupados… ¿Qué sucedía?


Minho Oppa saranghae!!! fgj coloradito fgj


Gracias por el regalo Rakelitha de verdad me gusto mucho iii

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
rakelitha*



Mensajes : 652
Fecha de inscripción : 21/01/2012
Edad : 20
Localización : Perú-Lima-Mi habitación..=)

MensajeTema: Re: El experimento~   Sáb Feb 25, 2012 2:20 pm

oh! al fin su primer beso! me parecio tan lindo Razz como que el experimento me esta asustando, ¿ahora como conseguira mas sangre? espero que de Minho no FHJFH es aterrador, pobre key si se entera se sentira trsite sick ya quiero conti!

PD: lucy para la proxima cubre bien tus heridas pues MINho se dara cuenta tht conti hfudu


******************************


orgullosa de pertenecer a i I love you k-pop y de querer a Onew oppa




Spoiler:
 



felizmente casada con Onew!! =D
Spoiler:
 
[/center]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
LucySakura
Admin
Admin


Mensajes : 114
Fecha de inscripción : 17/01/2012
Edad : 20

MensajeTema: Re: El experimento~   Jue Mar 01, 2012 1:10 pm

Rakelitha, gracias por seguir este fic n_n de verdad me haces sentir mejor T//3//T este es el penúltimo capítulo, espero que les guste <3
capítulo 4:


Todos los que estaban dentro de la piscina salieron corriendo al escuchar la voz gritona procedente de aquella chica. Minho ni siquiera se había metido al agua y estaba al igual de confundido que los demás. Además de que Lucy se había pegado un buen susto, ya que seguía teniendo ese mal presentimiento.
En cuanto entraron a la fiesta, se quedaron totalmente de piedras. Los que estaban metidos en la piscina parecían haberse enfriado aún más. Lucy casi se cae para atrás ya que al ver el por qué esa chica había gritado, sus dudas se habían aclarado por completo.

En toda la sala había un cuerpo sin vida en el suelo, pero, lo más anormal de todo. Era que ese cuerpo era totalmente de huesos, su ropa se había desintegrado por completo al igual que su piel y lo único que hacía que pareciera que acababa de morir, era que tenía los ojos abiertos y los huesos mordidos por algo con dientes bastantes afilados.

En ese momento Lucy supo quién había hecho eso.

-¿Qué ha sucedido?- Preguntó Minho sorprendido por lo que veía -¡¿Quién ha sido?!-

La chica que estaba al lado del cuerpo lo miró con los ojos rojos.

-¡Un monstruo!- Exclamó la chica volviendo a llorar desesperadamente.

-¿Cómo era?- Preguntó Lucy temerosa.

-Naranja…- Murmuró ella pero parecía no muy convencida -¡No lo sé! pero se fue corriendo en cuanto me vio llegar. Y…y luego, ahí estaba. El cuerpo de mi hermana hecho huesos. ¡¿Cómo puede ser?! ¡¿Cómo ha desaparecido toda su piel?! ¡No lo entiendo!, ¡no lo entiendo!- Esta vez su llanto se hiso más fuerte…

Lucy se tuvo que apoyar en Minho para no caerse. Ahora no cabía duda de que Nick había hecho todo eso. ¿Por qué? Se preguntaba la chica una y otra vez… ¿Es que ya no estaba complacido con la sangre que le daba la pelirroja? Al parecer no. Lucy se miró el brazo en donde estaba el inmenso corte que tenía y no obtuvo respuestas. Además, ¿Cómo había escapado de la cámara? Tenía que descubrirlo ahora mismo.

-Minho- Murmuró Lucy -Tengo que irme a mi casa…-

-¿Ahora?- Preguntó Minho sorprendido -Lucy ¡Tenemos delante de nosotros un asesinato!, o lo que sea. Ya que la chica de hace unas horas se ha convertido en puros ¡Huesos! ¿Y tú piensas en irte a casa?-

-¡Estoy asustada!- Exclamó la chica -¿No lo entiendes? ¿Cómo quieres que me quede en un lugar donde acaban de asesinar a alguien? Lo siento Minho, pero yo me voy de aquí-

La pelirroja tenía miedo, miedo de descubrir que de verdad había sido su experimento el que había hecho eso. Y quería llegar a casa cuanto antes para saberlo. Estaba asustada también. El otro día había presenciado como la célula bebía sin parar de su sangre y se había vuelto violenta, ¿Y si había vuelto a suceder?, No estaba segura de querer enfrentarse a ello sola, pero no le podía pedir ayuda a nadie. Tal vez a Minho… ¡No!, ella no quería contarle nada, lo había decidido desde hace mucho tiempo atrás y seguía pensando lo mismo.

Lo que más le extrañaba era no sentir a Nick cerca. Normalmente, todas las noches, cuando se acostaba a dormir sentía algo, un pálpito de que su experimento estaba bien, cerca o cualquier cosa. Por eso ahora estaba nerviosa, ¿Tan pronto se había ido? ¿Y si ya tenía desarrollado todo? ¿Sería ella, una simple humana, capaz de parar a un experimento tan formidable? Se quedó paralizada por un momento, sin querer saber la respuesta ante esas preguntas tan confusas.

Se metió en el baño para quitarse el bañador y ponerse de nuevo la ropa. Tenía prisa y quería irse ya a su casa.

Alguien llamó a la puerta.

-Lucy- Llamó Minho arrepentido -Yo… Perdóname ¿sí?, es que me he quedado un poco sorprendido al ver a la chica y me he puesto de los nervios. No sé qué me ha pasado. Creo que me he quedado en estado de shock. Así que… te acompañaré a casa ya que no quisiera que el causante de ese asesinato te siguiera y te hiciera algo…-

Lucy sonrió en el baño. Salió con la bolsa del bañador y le dio un beso en la mejilla.

-No pasa nada- Le dijo sincera -¿Nos vamos?-

Minho asintió y se fueron, cuando salieron de la casa de Taemin, Jonghyun, Renée, Ayame, Taemin y Onew los estaban esperando. Al parecer todos estaban preocupados y se iban a acompañar uno a los otros para así ir más seguros. Taemin les dijo que no se preocuparan ya que se iría a la casa de sus padres para no correr peligro, pero que esperaría a que todos se fueran.
Mientras que caminaban, Key miraba de vez en cuando a Minho y a Lucy, por ahora estaba pensando que solo eran amigos, y que Minho, como un buen chico que es, solo quería asegurarse de que no le pasara nada. Pero cuando Lucy se apoyó en Minho, las dudas no tardaron en aparecer. Aun así, no preguntó nada, ya que quería estar 100% seguro de todo lo que sucedía, para no meter la pata.

-¿Qué pensaron ustedes en cuanto vieron a la chica?- Preguntó Jonghyun encendiéndose un cigarro.

-Fue algo muy extraño- Contestó Key con los brazos en la cabeza -Un asesinato es… No sé, ¿Sin quitar la piel, no? Por qué… esa chica no tenía nada en la piel y era todo huesos… es algo increíble-

Los demás asintieron de forma silenciosa.

Cada uno se fue a su casa. Jonghyun acompañó a Renée hasta su departamento ya que no tenía ningún miedo de que algo o alguien viniera por él, se hacía demasiado el fuerte, Key estaba insistiendo en acompañar a Lucy, pero Ayame negó, ya que sabía lo de su hermano. Le aseguró a Key que ellos dos la acompañarían. El chico no tuvo otro remedio que aceptar.

Cuando ya estaban en casa de Lucy, se dieron cuenta de que las luces estaban apagadas, cosa que entendieron que la madre de Lucy se había acostado ya.

Lucy suspiró y se giró para despedirse de sus amigos.

-Tengan mucho cuidado- Pidió Lucy para luego empezar a caminar hacia la puerta de su casa.

-No te preocupes- Sonrió Ayame -Si viene el asesino le diré que mi hermano es más sabroso-

Minho le dio un zape a Ayame, ésta se hiso la enfadada, pero luego se echó a reír. Era extraño, acababa de haber un asesinato y parecía que todos estaban en otro mundo. A lo mejor no eran capaces de creer que alguien podía hacer lo que habían hecho con aquella persona. Quitarle toda la piel y solo dejarle los ojos, era demasiado terrorífico como para ser realidad. Ayame imaginaba que todo había sido una broma, ya que Taemin se había cansado de la fiesta y quería que se largaran, su hermano, seguramente pensaba lo mismo. Pero por si acaso, él había estado todo el rato serio y preocupado.

Minho se despidió de la pelirroja con un beso en la frente. Luego, su hermana y él empezaron a caminar hasta casa. No hablaron, ya que sentían que era el momento de estar callados. Aunque, pensaran que todo había sido una broma, algo los tenía atrapados en un silencio absoluto.

Cuando llegaron, sus padres no estaban en casa. Era cierto, se habían tenido que ir a China para hacer unos trabajos, y volverían la semana que viene. La casa estaba silenciosa, sola, desconocida para los hermanos, y sintieron que no iban a estar a gusto esa noche. Ayame le pidió a su hermano si podían dormir juntos, y como siempre sucedía, Minho no podía negárselo.

Lucy entró a su casa deprisa. Parecía que eso iba a ser así siempre, cada vez que llegaba a casa tendría que ir deprisa hasta su habitación para luego ir hasta el laboratorio y observar que sucedía. Pero estaba segura de que aquella muerte había sido culpa de Nick. Y aunque antes a lo mejor había pensado diferente, ahora le daba un poco igual lo que había hecho su experimento. ¿Por qué sería? Sacudió la cabeza, no era momento de pensar en esas cosas.

Al llegar al laboratorio, se llevó una gran sorpresa, aunque la verdad era que ya se lo esperaba. La cámara estaba rota, el líquido verde estaba esparcido por todo el suelo. La sala estaba llena de grietas: eso significaba que su célula ya tenía toda la fuerza desarrollada y, que cada vez que pasaba por algún lado lo destruiría. Pero, entonces, ¿Por dónde se había ido a la fiesta? Ya que no habían visto nada raro mientras que volvían.

-“Lucy”- Murmuró la voz del experimento en un lado de la mente de la pelirroja.

La pelirroja pegó un salto del susto, la voz había sonado muy cerca, demasiado para su gusto. Miró por los alrededores, y vio, al lado de una de las cámaras a su experimento. Ahora si estaba completo.

Era una bestia formidable, sin duda, aunque un poco rara. Medía dos metros, por lo menos. Tenía la piel totalmente naranja e iba desnudo, pero en algunas partes tenía una capa amarilla que le protegía. Luego, sus ojos eran verdes con unas pupilas de color violeta, que le hacía más terrorífico que nunca. Sus dientes, negros, eran afilados y puntiagudos. Y la boca era blanca, como la lengua. Sus brazos tenían músculo y eran pegajosos, ya que un líquido color amarillo caía de su cuerpo. Así que la célula era pegajosa, y eso era algo asqueroso.

Lucy no podía negarlo, estaba asustada. Pero algo le decía que su experimento no le iba a hacer nada. Después de todo, le debía la vida al haberlo creado.

-“No me tengas miedo”- Dijo él, captando su temblor –“Sabes perfectamente que no te voy hacer nada”-

-¿Por qué?- Susurró la muchacha -¿Por qué la has matado?-

-“Lucy, no me gusta tener que chupar tu energía- Contestó -Además, estás demasiado débil y yo necesito mucha sangre. A partir de ahora, saldré todas las noches. Y quiero que me ayudes”-

Lucy casi se cae al suelo.

-Debo admitir que ya pensé en eso- Dijo, sintiéndose lo peor -Y no me pareció tan mal hasta ahora. Pero…-

El experimento sonrió.

-“Lo sé”- Murmuró él, acercándose a ella, saliendo de la oscuridad –“Y también sé perfectamente quienes son las personas que has elegido para que yo me encargue de ellas, ¿O me equivoco?”-

-Bueno, ahora no pienso igual…- Dijo, sin estar muy segura -Pero sí, ya sabía-

-“¿Lo ves?”- Susurró el experimento –“Tu eres igual que yo. Todos te dan igual”- El monstruo se paseó por el laboratorio –“Tengo una idea, hay un día en especial para yo poder atacar sin problemas y ese día es…”-

Lucy levantó la cabeza.

-¿El día de Halloween?- Preguntó, anticipándose a su palabra.

Él experimento asintió.

-“Según me has contado, es el día del miedo, por así decirlo. Me parece el mejor día. Encuentra una casa abandonada y allí iremos. Pero antes dime, ¿Estás segura de hacer esto?”-

Lucy se quedó pensando por un momento. Pero no tardó mucho en contestar.

-Estoy segura-

¿Por qué había dicho eso? No lo sabía, pero algo en su cuerpo le decía que quería ver muertes, hacer que su experimento se alimentara. Era una sensación extraña, como si ella también tuviera una parte maligna. Por primera vez, pensó que la humanidad solo era basura, y que ella, y el hombre que conoció en China, eran las únicas personas que deberían vivir.

En ese momento, se olvidó por completo de sus amigos, de su madre, de ella misma. Pero siguió pensando en Minho, no quería que él muriera ya que él era la única persona por quien de verdad sentía algo. ¿Sería por qué nunca se había enamorado y era la primera vez?, no quería que le pasara nada. Ya haría algo para que él no tuviera que ir a la fiesta. Ahora tenía que encontrar una casa abandonada y decirles a sus amigos que vinieran. Eso haría, se lo diría a todos menos a Minho. Tendría que pensar que excusa ponerle a Minho, y a los demás.

Miró al experimento, y supo porque quería que sus amigos murieran.

Porque la vida había sido injusta con ella, e iba a vengarse con todos. Menos con Minho ya que la vida… le había arrebatado a Nick.

*********************************************************************************

Al día siguiente, en el instituto no se hablaba de otra cosa que no fuera del asesinato de la hermana de una desconocida. En la fiesta habían ido todo tipo de personas, y solo una de ellas había muerto en la fiesta de Taemin.

Taemin no estaba muy seguro de querer ir a clase ese día, el día después de su fiesta. La mayoría de las personas le echaban la culpa por haber dejado que alguien entrara a su fiesta. ¡Pero él no había tenido nada que ver! Si hubiera visto alguien de forma extraña no lo habría dejado pasar. Pero entonces… ¿Quién había hecho ese escándalo?

Minho y su hermana llegaron un poco más tarde a la clase. Pero era un día en que los maestros les dijeron que se podían volver a ir a casa, o quedarse sin hacer nada en el patio. Ese día era para pensar en lo que había sucedido, y que en las fiestas siempre pasaba algo inesperado. Eso no era cierto, pero la muerte de aquella mujer había hecho que todos los alumnos pensaran en su vida.

Así que, como los maestros se negaban a dar clase a los alumnos. El grupo de Minho estaba en la fuente, como siempre, sin saber que decir. Desde ayer todos estaban con la cabeza en otro lado, y a ninguno les apetecía hablar sobre la muerte de esa chica. Taemin se mantenía con las manos en los bolsillos de la chaqueta y se dedicaba a mirar a todos. Mientras que él recibía insultos de otras personas.

-No es tu culpa- Dijo Jonghyun -Tu hiciste una fiesta normal para disfrutar. ¿Quién iba a decir que iba a pasar algo así? No te comas la cabeza amigo. Podría haber pasado en otro sitio-

Taemin asintió, pero no era capaz de decir nada. Y era extraño, ya que se le conocía como alguien que te interrumpía en las conversaciones. Desde ayer, su amigo Taemin no estaba muy bien.

-Jonghyun tiene razón- Murmuró Key poniendo su mano en el hombro del chico -Si nadie hubiera muerto todos estarían comentando tu fiesta como algo genial. La gente tiene que hablar de algo, y como lo que paso fue en tu casa… Pues eso, que no tienen nada de qué hablar. Mañana seguro ya se les ha pasado-

-Lo dudo- Negó Taemin hablando por primera vez en el día -¿Ya han visto el periódico? ¿Las noticias? ¡En todos los lugares se habla sobre la chica que murió y se convirtió en huesos! ¡Mi familia está en la ruina! ¿Y si a alguien se le ocurre pensar que ha sido mi culpa? ¡Soy el primer sospechoso! Solo piénsenlo: *Joven adolescente mata a una chica para ser el centro de atención* ¿Y luego qué? Muy fácil, ¡me mataran!, ¡me enterraran!, y después de algunos años, cuando los perros encuentren mis huesos, la gente dirá: *Murió como mato a esa chica*. ¡No! Me estoy volviendo loco.

Se sujetó la cabeza, sin poder seguir hablando. Los chicos le miraron, sin duda su amigo era bastante fantasioso. Se había hecho un comecocos en la cabeza que nadie podría quitárselo. Lucy se quedó quieta, Estaba pensando en cómo iba a empezar a invitar a los chicos a una fiesta de Halloween. En ese instante no era el mejor momento. Lo bueno es que aún quedaban algunos meses para ese día, mientras tanto la gente se olvidaría de la fiesta de Taemin, y todos se quedarían más tranquilos.

Unas chicas pasaron por la fuente, y en cuanto vieron a Taemin murmuraron:

-Mira, ese es el hico la fiesta- Dijo una.

-Sí… Unos dicen que lo tenía todo manipulado- Contesto la otra.

-A lo mejor a él le gustaba, pero como a la fallecida no, la mató para vengarse-

-Sí, seguro es eso-

Algo en Ayame se rompió.

-¡Eso es mentira!- Les grito la hermana de Minho a esas desconocidas -¡Taemin no tiene nada que ver con la muerte de esa chica! Fue otra persona, ¿Cómo son capaces de decir algo? Ya dicen que las rubias son tontas, pero con ustedes quien inventó ese dicho se lleva el premio-

-¿Y tú quién eres?- Dijo una de las chicas enfadándose -¿Su novia? Ten cuidado, a ver si algún día te mata…-

Ayame iba a decir algo e incluso intentó darles un puñetazo, pero Taemin la había agarrado de la cintura para retenerla. No quería más problemas y su novia estaba enojándose cada vez más.

Cuando las dos chicas rubias se fueron, escucharon de nuevo los murmureos de esas dos.

-Fue ella. Se puso celosa y mató a la chica-

-Sí, seguro es eso- Repitió la otra, como en la anterior conversación.

Ayame se zafó de su agarré, se dirigió hacia una de las rubias y le dio una bofetada mientras que empujaba a la otra rubia haciendo que ésta cayera al suelo, y recordándose de lo que había dicho antes, aclaró.

-La única rubia y lista aquí, soy yo- Sonrió, tocándose su pelo rubio -Eso que les quede bien claro-

Esto hiso que ambas rubias huyeran del lugar, Minho sonrió, y se le hiso un poco extraño. Era la primera vez que veía a su hermana tan enfadada. Todos estaban cambiando durante los años, era normal.

A lo largo de la mañana, los alumnos se estaban yendo hacia casa. Y cuando el instituto quedó casi vacío, el grupo decidió largarse también de aquel lugar. Por un momento pensaron en ir a algún parque para seguir con sus conversaciones, pero todos estaban agotados de aquel día tan movidito, y se fueron a casa para descansar. Al día siguiente, seguro que pasaba algo nuevo, por ello, querían estar descansados para afrontarlo con facilidad. Ayame seguía un poco enojada con esas dos desconocidas, seguro que si las viera ahora las pegaría con más fuerza. Y claro, Minho tendría que ayudarla, aunque no le hiciera mucha gracia pegarle a una chica pero tampoco quiere que su hermana se hiciera algún daño.

Pasaron algunas semanas. La noticia de la fiesta de Taemin ya casi estaba olvidaba, pero algunos lo recordaban y le insultaban al pobre. La hermana de la chica muerta seguía en su casa recuperándose de la pérdida, y sus padres estaban decidiendo irse de la ciudad por que donde estaban les venían muchos recuerdos. Taemin cada vez se sentía peor, si nunca hubiera hecho la fiesta…

Cuando ya no se hablaba de aquello, y el grupo estaba más tranquilo hablando sobre un grupo de k-rock que iba a venir la ciudad, Lucy pensó que era el mejor momento para hablar de su fiesta de Halloween. Además de que ese día Minho no había venido ya que tenía que ir al dentista por alguna cosa.

-Emm, chicos- Llamó la pelirroja poniéndose en el medio de la fuente -Me gustaría preguntarles algo-

Los chicos le incitaron a que siguiera.

-Bueno…- Comenzó a decir sin saber por dónde empezar -Dentro de muy poco será Halloween y tengo pensando en hacer una fiesta. Solo entre nosotros. Pero me gustaría que no le dijeran nada a Minho… ya que para él es una sorpresa… ¿Qué les parece? ¿Aceptan?-

Se miraron entre ellos. En ese momento, el recuerdo de la fiesta de Taemin se hiso presente en sus mentes. Lucy estaba nerviosa, ya que no podía recibir un no como respuesta, sería un plan fallido.

-Solo seremos nosotros 8 pero a Minho se lo quiero decir yo- Dijo Lucy sonriendo.

-De acuerdo…- Suspiro Key -Yo voy…Además el hecho de que en una fiesta haya ocurrido algo mal no significa que vaya a pasar en otra, y solo vamos nosotros. Por mí genial-

-Nee, Lucy…- Se levantó Onew y se dirigió hacia la pelirroja - ¿solo seremos nosotros 8? ¿No puedo llevar a… una amiga?-

La pelirroja se lo pensó muy bien pero al ver la cara de súplica que tenía Onew no se puedo resistir, además… entre más haya personas será mejor para Nick ¿no? -Está bien… pero solo una ¿entendido?-

Finalmente, todos asintieron. No les vendría mal ir a una fiesta en la cual no pasaría nada. También prometieron que no le dirían nada a Minho, ya que Lucy había insistido bastante en eso. Así que la fiesta sería dentro de poco, en la casa abandonada lejos de la ciudad.

*********************************************************************************

Cuando llegó el día de la fiesta, Lucy ya tenía todo preparado. Había alquilado una casa abandonada por un precio razonable, y la había decorado un poco para que fuera habitable el día de la fiesta. Fiesta o matadero.

Era una casa bastante grande, que tenía cuatro pisos diferentes. Si te lanzabas de arriba del todo morías, eso seguro ya que había muchos metros de diferencia entre abajo y arriba. Una biblioteca, diferentes baños un gran salón, y muchas habitaciones más que Lucy ni siquiera se había molestado en visitarlas. Después de todo, esa casa sería un hervidero de policías cuando pasará todo aquello.

Todos pensaban que a Minho se lo había contado ya Lucy. Pero no era así, la hermana de Minho le había dicho que iba con Taemin a algún sitio con el disfraz, y éste le había creído sin problemas. También había llamado a Lucy para estar con ella durante un rato, pero ella le había contestado con que iba a pasar el día con su madre. Así que se había quedado en casa viendo la tele, mientras que miraba el reloj sin parar, a la espera de que pasara algo emocionante para no aburrirse.

Así que, cada uno fue disfrazado de algo en la fiesta de Lucy. Onew iba de zombie, la amiga de Onew iba de bruja, Jonghyun de granjero, Renée de vampira, Ayame de hippie, Key de vaquero y Taemin de payaso.

-Lucy- Le dijo Onew mientras se acercaba con su amiga hacia la pelirroja -te presento a mi amiga-

-Mucho gusto- Dijo la chica que iba disfrazada de bruja con una pequeña sonrisa –Me llamo Mafer, ya nos habíamos visto en el colegio pero no tuvimos tiempo de presentarnos-

-Hola Mafer- Dijo la pelirroja fingiendo una sonrisa –Como ya sabes me llamo Lucy y bueno… bienvenida a la fiesta-

Ambas chicas estrecharon sus manos mientras que el resto de los chicos se les hacía muy extraño que la pelirroja no llevara algún disfraz puesto.

-Nee, Lucy ¿y tú disfraz?- Le preguntó Ayame.

-Yo… lo tengo adentro- Contestó ella abriendo la puerta de la entrada –Pasen y disfruten de la fiesta-

Todos sonrieron pero ninguno de ellos se dio cuenta de que una gran sombra se movía ágilmente entre los árboles, algo extraña y con sed de mucha sangre. Solo Lucy se dio cuenta de ello, y espero a que todos entraran para indicarle por donde tenía que entrar él.

Ahora, empezaba todo.

El experimento se deslizó por una de las ventanas con mucha rapidez. Al ser una célula que no tenía nada que ver con los humanos, era totalmente diferente. Tenía la vista mejor desarrollada y era capaz de ver en la oscuridad. Olía mejor que nadie, y desde el cuarto piso, que era donde se encontraba, era capaz de oler a los muchachos que estaban en la casa. Tenía una fuerza sobrehumana, pero ahora estaba teniendo cuidado para que por donde pisara no se rompiera. Su velocidad era mayor y sus reflejos también. Lo mejor de todo, era, que nadie podría acabar con él, ya que si le cortaban cualquier cosa, volvería a formarse en tan solo unos segundos.

En resumen: era invencible y quería sangre. Y había unos muchachos deliciosos abajo, solo tenía que esperar a que Lucy le diera la señal para poder ir.

Lucy no podía negarlo, estaba muy nerviosa. No estaba acostumbrada a hacer eso, claro, ¿Quién está acostumbrado a ser el cómplice de 7 muertes? Por un momento dudó, al ver a sus seis amigos y a la chica nueva con unas sonrisas y sus disfraces. Pero luego recordó por qué hacía todo eso y sonrió. Era lo mejor, y además, según le había contado su experimento, no sufrirían nada, ya que empezaba a chupar por el cerebro, y en cuanto ese órgano dejara de funcionar, sus amigos ya no sentirían ningún dolor.

Sí, aún era capaz de decir que aquellos chicos eran sus amigos. Al menos había conseguido que Minho no viniera, era el único que no quería que sufriera para nada. Además, cuando su hermana muriera ella lo consolaría. Sí, sonaba egoísta, pero no entendía por qué había cambiado tanto en pocos días.

Era como, si algo le estuviera pasando. Había cambiado completamente, ya no le importaba sus amigos ni nadie, y solo se preocupaba por su experimento, y Minho, claro. Y ese cambio había sido cuando ella tenía 12 años.

-¿Algún problema, Lucy?- Preguntó Renée acercándose a ella.

Ella negó con la cabeza. Renée se acercó más a ella sin saber el por qué.

-Etto…Lucy…yo…- Renée no sabía que decir al parecer estaba nerviosa, miró a la pelirroja quien estaba algo desconcertada e intentó decir algo –Lo siento…- Fue lo único que pudo decir.

-¿Lo sientes?- Repitió la pelirroja confundida -¿Por qué lo sientes?-

-Si te soy sincera… no lo sé… solo te lo quería decir…-

A pesar de que Renée no sabía la razón del por qué se disculpaba con la pelirroja, Lucy tenía alguna idea del porque lo hacía ya que la primera vez que esa chica la vio con Minho no tenía una muy bonita cara que digamos y cada vez que Lucy intentaba hablar con Renée ésta solo le respondía cortante o solo la ignoraba, pero al pasar los días desde que Renée había empezado a andar con Jonghyun había cambiado mucho…

-No es… nada- Murmuró ella sonriendo de medio lado y encendiendo las luces. -Voy por mí disfraz, no me tardo- Estaba a punto de subir las escaleras pero fue interrumpida por alguien.

-¡Chicos, les tengo una noticia!- Exclamó Onew levantándose de un sofá y dirigiéndose hacia donde estaba Mafer haciendo que la chica se levantara y lo tomara de la mano –Para los que me conocen de toda la vida como Taemin y Ayame, saben que no he tenido muy buenas relaciones y… por un momento creí que no me volvería a enamorar nunca más pero…- Decía esto mientras dirigía su mirada hacía la de Mafer y apretaba más su mano con la de ella –Como siempre, me he equivocado… ya que hace unos 2 meses atrás conocí al amor de mi vida y por eso… quiero decirles que… Mafer y yo ¡somos novios!-

Luego de esa declaración, Onew agarró a Mafer de la cintura y le planto un tierno beso en los labios, todos los que estaban presentes empezaron a aplaudir de la emoción, era la primera vez que Onew se atrevía a hacer una cosa como esa en público.

Lucy aprovechó el momento y salió corriendo, sin esperar a que Renée o alguno de sus amigos dijeran algo. Antes de subir por las escaleras, se paró por una puerta y apretó un botón. Se escuchó un ruido fuerte. Ahora todas las puertas estaban bloqueadas y ninguno podría entrar, Y la única puerta abierta era una, pero por esa solo se podía entrar, no salir.

Miró por todos los sitios para ver si las ventanas, puertas o cualquier salida estaba abierta. Y luego, echó una última ojeada a sus amigos. Recordándolos por última vez ya que no los iba a volver a ver.

Lo único que pensó, mientras que subía las escaleras, era que podría haberse despedido de ellos, pero no, era mejor dejarlo todo así. Suspiró y abrió la puerta donde estaba su experimento.

Estaba esperando, impaciente por qué Lucy subiera para avisarle que ya podía comenzar. Llevaba varios días sin comer nada y necesitaba sangre, sangre humana… Lucy había intentado darle de animales, pero a él esa no le gustaba. Incluso estaba comenzando a comer comida normal, eso sí le dio arcadas.

Pensó en cuando era solo una célula, en lo débil y pequeño que era, y ahora se sentía fuerte, valiente, deseoso de cualquier cosa, capaz de luchar contra cualquiera. Era alguien nuevo y quería comenzar a practicar sus poderes. La velocidad, la fuerza, la vista, todo tipo de cosas avanzadas a los humanos.

Entonces, Lucy abrió la puerta, y el experimento sonrió.

Esa era la señal y no tardo en salir de aquella habitación.
Los chicos estaban comiendo patatas fritas. Bebiendo cerveza u otra bebida mientras que esperaban a que la anfitriona bajara con su disfraz, y, así empezar la fiesta. No había música, ni nada parecido. Solo una mesa con chucherías y todo tipo de cosas. Renée estaba impaciente e incluso ya le estaban entrando ganas de irse. Pero Jonghyun había estado convenciéndola con que siguiera ahí con él.

-Iré a ver dónde está- Dijo finalmente Renée.

-Está bien- Se rindió Jonghyun

Renée dejó su vaso en la mesa lentamente. Echo un vistazo a sus amigos. Onew estaba besando a Mafer y Taemin estaba besando a Ayame… menos mal que Minho no estaba aquí o Taemin sería hombre muerto. Jonghyun y Key empezaron a hablar sobre algo, mientras que señalaban las escaleras, ¿De qué estarían hablando? No le dio mucha importancia y empezó a caminar hacia donde se había ido Lucy.

Cuando ya estaba lejos del salón y caminaba por unos de los pasillos de esa casa se quedó paralizada y a la vez horrorizada al ver lo que estaba enfrente de ella. Una horrible criatura de 2 metros la estaba mirando con unos ojos apetitosos mientras que enseñaba sus largos y afilados dientes… en ese momento el tiempo pareció pararse, como si tuviera que hacer algo. Intento correr, pero las piernas no le funcionaban, sus ojos se empezaron a cristalizar y se le trancó la respiración

Lo único que pudo hacer antes de que el experimento lograra hacer algo, fue chillar.

-¡Socorro!-

Y ya no pudo decir nada, por qué perdió la consciencia.


Minho Oppa saranghae!!! fgj coloradito fgj


Gracias por el regalo Rakelitha de verdad me gusto mucho iii

Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
rakelitha*



Mensajes : 652
Fecha de inscripción : 21/01/2012
Edad : 20
Localización : Perú-Lima-Mi habitación..=)

MensajeTema: Re: El experimento~   Jue Mar 01, 2012 3:13 pm

como dice Minho oh my gosh!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! estoy atemorizada lo tengo que confesar, lo que me alegro o me hizo reir fue saber que Taemin estaba vestido de payaso, caundo no, solo a el se le ocurre estar vestido de payaso XD pero que miedito!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! uffffffffffff! felizmente Minho no esta ahi wiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!! me da penita ya va a acabar, espero que puedas subir otro fic ¿ne? bueno contiocnti!


******************************


orgullosa de pertenecer a i I love you k-pop y de querer a Onew oppa




Spoiler:
 



felizmente casada con Onew!! =D
Spoiler:
 
[/center]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Jung Anssu
Admin
Admin


Mensajes : 290
Fecha de inscripción : 18/01/2012
Edad : 26
Localización : mexico

MensajeTema: Re: El experimento~   Jue Mayo 31, 2012 5:10 pm

conti conti plisss


U-know!!
El ke todo lo sabe



Ay si como no!!!

No lo puedo evitar SARANGHE!!


Mi acta de matrimonio
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: El experimento~   Hoy a las 2:11 am

Volver arriba Ir abajo
 
El experimento~
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Experimento Matrimonial (Nick & Tu) /adaptada/
» Hombres de Fantasia (Kevin,Joe,Nick&Tu) Hot
» Mahler en la calle
» Stupid Love & Reason. [Nick&Tú, HOT]
» Un Experimento - Volvamos a votar el Mejor Disco del s. XXI

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
FANFICS K-POP Y TU :: **Fanfics~♥♥ :: *Fic's de SHINee♥♥ :: **Hetero ^^-
Cambiar a: